ISLA DE BATZ CON NIÑOS

2013-08-13 001 014

LA ISLA  DE BATZ.

En nuestro viaje a la Bretaña Francesa, alquilamos una casa en Roscoff, en la Bahía de Morlaix, la cual nos sirvió como campamento base para conocer la parte norte de la región de Finisterre.

Roscoff se encuentra a tan solo 15 minutos en barco de “la Isla de Batz”, una tranquila y singular isla con una población que no supera los 600 habitantes.

 La marea está alta, así que esta vez el barco zarpará hacia la Isla de Batz desde el mismo Puerto de Roscof. Cuando la marea está baja se hace desde una larga pasarela que se adentra en el mar, ya que las oscilaciones de las mareas es tan grande que con la marea baja el puerto se queda prácticamente seco. Los tickets se venden en el mismo puerto. En temporada estival, como era nuestro caso, es preferible comprar los billetes de un día para otro por las colas que se forman, aunque como salen cada 30 minutos siempre es posible encontrar una plaza esperando al siguiente. http://www.vedettes.armor.ile.de.batz.fr/

Ferry hacia la isla de Batz

Ferry hacia la isla de Batz

Pasarela para coger el ferry hacia la Isla de Batz con la marea baja

Pasarela para coger el ferry hacia la Isla de Batz con la marea baja

Isla de Batz desde Roscoff.

Isla de Batz desde Roscoff.

La veraniega mañana era fantástica para visitar la Isla, soplaba una pequeña brisa pero muy cálida y agradable. Nuestra hija Violeta estaba encantada con la travesía en barco, no paró ni un momento, menos mal que la travesía es corta y se tarda solo 15 minutos en llegar a la isla.

 Junto al embarcadero hay una empresa de alquiler de bicicletas de todo tipo, incluso si viajas con niños como era nuestro caso, las hay con remolques para llevarlos mas cómodamente. Nosotros preferimos recorrernos la isla a pie, teníamos todo el día y la isla es pequeña, bordearla por los senderos costeros tan solo son tres kilómetros y medio.

Port Kernok

Port Kernok

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Una de las ventajas de ir con niños es que no hace falta llevar mochila ya que puedes cargar la cesta del carrito sin llevar peso a la espalda, eso sí un carrito todo-terreno como nuestro Bugaboo Camaleón.

Isla de Batz

Isla de Batz

Al desembarcar en la isla nuestro primer objetivo fue buscar el supermercado local para comprar provisiones para nuestro picnic. Podríamos haber comprado en Roscoff, no queríamos ir cargados en el barco, pero ojo con los precios de la isla, son bastante elevados, así que si no quieres rascarte mucho el bolsillo, llévate ya el picnic preparado.

La isla cuenta con algunos restaurantes pero lo aconsejable es dejarse llevar por la tranquilidad del entorno y disfrutar de la belleza del paisaje, sin tener que estar pendientes de la hora. De hecho, a eso de las dos entramos en una crepería para calentar el potito de la niña y la cocina ya estaba a esa hora cerrada.

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Paseando por una de las calles de la isla nos encontramos con un Bar para perros, si, ha leído bien, un bar para perros. ¿Ellos también tienen necesidades no? Para mayor credibilidad visualiza la siguiente foto. ¡¡¡jejejeje!!!

Isla de Batz

Isla de Batz

La isla ofrece una increíble diversidad de espacios naturales; dunas, playas arenosas, costas rocosas, páramos y humedales tienen presencia en todo el litoral. En la isla no hay temor de perderse, ya que todos los caminos conducen a la mar y, por tanto, necesariamente en el puerto. Los senderos costeros están bien señalizados pero es mejor dejarse llevar por caminos secundarios y sorprenderte de un bello entorno natural.

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Los habitantes de la Isla de Batz viven del turismo, la pesca y la agricultura. Esta última actividad se realiza en el corazón de la isla, mientras que en el sur la ensenada Pors Kernoc ofrece una excelente flota pesquera.

Isla de Batz

Isla de Batz

La arquitectura de la isla es como casi en toda la Bretaña. Casas aisladas de dos plantas, con contraventanas mayoritariamente de color azul y cuidados jardines con exuberantes y coloridas hortensias.

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Desde todos los puntos de la isla se ve su imponente faro, el “Fhare de la L’Ile de Batz”. Nosotros optamos por seguir los senderos costeros que bordean la costa y pasar junto a este faro.  En el faro hicimos una parada para descansar y comer, así que sacamos nuestro picnic y a disfrutar de la fantástica vista panorámica de la bahía. A este faro se puede subir, pero hay que tener en cuenta que tiene 43 metros de altura y cuenta con 210 peldaños.

 

Faro de la Isla de Batz

Faro de la Isla de Batz

Faro de la isla de Batz

Faro de la isla de Batz

Isla de Batz

Vista panorámica desde El Faro de la Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

La Isla de Batz es perfecta para pasear por los senderos costeros y pasar un día tranquilo en familia como era nuestro caso. Algunos suelen coger el barco solo para pasar un día relajado en la playa, pero si lo que prefieres es alojarte en uno de sus hotelitos familiares o casas de alquiler para pasar unas vacaciones, esta isla es perfecta para saborear la tranquilidad, impregnarse del ritmo de la isla  y disfrutar de la belleza exuberante de su vegetación.

Teresa Lorenzo.

Rye, un viaje al pasado del Condado de Sussex, Inglaterra.

2010-04-05 001 175

RYE, UN VIAJE AL PASADO EN EL CONDADO DE SUSSEX, INGLATERRA.

Ojeando la guía de Inglaterra antes de nuestro tercer viaje a Londres en 2010, me llamó la atención un pueblo del condado de Sussex por poseer uno de lo trazados medievales mejor conservados de Inglaterra. El pueblo es RYE, en el que el tiempo parece haberse detenido entre casitas de entramado de madera y empedradas callejuelas.

Rye se encuentra a solo una hora en tren desde Lóndres. Sale de la estación de St Pancras y el precio del billete pueden variar según la antelación con la que lo compres. Creo recordar que nos costó unas 30 Libras por persona. En la visita a Rye nos acompañaba mi cuñada Isabel, hermana de mi marido, afincada en Londres desde 2005, lo que nos supuso aparte de su agradable compañía, que no tuviésemos problemas con nuestro escaso dominio de la lengua inglesa.

En tren camino de Rye se divisaba la verde campiña inglesa con miles de ovejas pastando. Estas ovejas son “La Southdown” que es una de las razas inglesas más antiguas, famosas por su preciada carne y lana.

Llegamos a la estación de Rye sobre las 12:00 y al bajarnos nos percatamos de la cercanía del mar al escuchar las numerosas gaviotas que revoloteaban el aire. Esta Villa jugó un papel importante en la defensa de la costa sur de Inglaterra, aunque hoy en día el pueblo se encuentra a 3 kilómetros del mar ya que en el Siglo XVI el muelle se encenagó y lo que rodea Rye es el Río Rother y varios canales.

Estación de Rye

Estación de Rye

De la estación nos dirigimos hacia el centro del pueblo, no sin antes pararnos a tomar una pinta en el pub “Cinque Ports”. Al salir caía la típica e inconfundible llovizna inglesa y al no llevar paraguas paramos en una tienda de la calle Market Road a comprar algunos.

Isabel "La Infanta" en Rye

Isabel “La Infanta” en Rye

Seguimos por la misma calle hasta desembocar en la High street, arteria principal de la Villa en la que predominan los comercios locales los cuales son realmente peculiares y nada que ver con las repetidas franquicias que se pueden ver en las ciudades.

     Seguimos por la High Street maravillados con el conjunto arquitectónico de casitas de entramado de madera de estilo Tudor y calles empedradas. Al doblar hacia la Lion Street se ve la Torre de la Iglesia de St Mary´s, en la que se encuentra el reloj en funcionamiento mas antiguo de Inglaterra, datado de 1561.

Lion Street, Torre del reloj

Lion Street, Torre del reloj

Bordeamos la iglesia por la izquierda bajo los arcos de los robustos contrafuertes, buscando un restaurante que nos recomendó el tendero al que le compramos los paraguas. Llegamos a la muralla junto a la Ypres Tower, torre construida como castillo en 1250 para proteger la cuidad. Este castillo ha tenido muchas funciones a través de la historia, como vivienda, cárcel e incluso depósito de cadáveres. Hoy en día es el Museo de la historia de Rye. http://www.ryesussex.co.uk/.

Contrafuertes de la Iglesia de St.

Contrafuertes de la Iglesia de St. Mary`s

Castillo de

Ypres Tower

Ypres Tower

Ypres Tower

Al llegar a este punto ya se ven los canales y justo por la muralla del Castillo baja una escalera que te lleva al Pub-restaurante que nos aconsejó el tendero, el Pub Ypres Castle Inn y bajamos ya que era hora de comer. Desde este punto hay unas vistas impresionantes al Río Rother, donde permanece amarrada la flota pesquera de Rye. Los pescadores de este puerto abastecen de productos del mar a los diferentes restaurantes de Rye. Productos como vieras, gambas, un cangrejo local y pescado fresco. Para comer elegimos el famoso fish and chip, bastante aconsejable, y unas gambas de la zona. Si tienes la suerte de estar en Rye un Domingo por la tarde, en este pub podrás disfrutar de música en directo. http://www.yprescastleinn.co.uk/

Pub Ypres Castle Inn

Pub Ypres Castle Inn

Vistas al Río Rother

Vistas al Río Rother

Después de comer nos dirigimos hacia la Iglesia Anglicana de St Mary´s. Está rodeada de un coqueto cementerio donde las dispersas lápidas están cubiertas de verdín. Las casas de alrededor forman un bellísimo conjunto de casas de estilo Tudor magníficamente conservadas. Entramos en la iglesia y lo que nos llamó la atención fue una zona de juegos habilitada para niños y una zona de lectura, algo extraño en las iglesias que por aquí estamos acostumbrados a ver.

Iglesia Aglicana de St. Mary´s

Iglesia Aglicana de St. Mary´s

 

Cementerio

Cementerio

Cementerio

Cementerio

Cementerio

Cementerio

Cementerio

Cementerio

Cementerio

Cementerio

Cementerio

Cementerio

Zona de juegos para niños

Zona de juegos para niños, Iglesia de St. Mary`s

Zona de lectura

Zona de lectura de la Iglesia de St. Mary`s

Son las cinco, y como “donde fueres haz lo que vieres” es la hora del té. Escogimos un lugar muy singular, el salón de thé “Fletcher´s House” en la Lión Street.  Este acogedor salón de té no puede ser mas British. Las gruesas vigas de madera del techo, la chispeante chimenea y el olor a hogar parece que te transporta a otra época viendo los ahuecados peinados, los vestidos floreados y los cutis empolvados de las ancianas, mayoritariamente puntuales usuarias de este afamado local.

La casa en la que está este salón de té perteneció al Dramaturgo John Fletcher (1579-1625) que nació aquí, siendo este el tercer hijo de un clérigo que se convirtió en obispo de Londres. En el salón de té tienen una amplia carta de mercado para almorzar, pero nosotros por la hora, tomamos un té Inglés con unos deliciosos scones con crema dignos de la misma reina de Inglaterra. Volvería a Rye solo para comer esta delicia para el paladar. También hacen unas tartas caseras muy apetitosas. http://www.fletchershouse.co.uk/index.html

Salón de The

Salón de The Fletchers House

Salón de the Fletchers House

Salón de the Fletchers House

Ya comidos y merendados nos dirigimos hacia la Mermaid Street buscando el Strand Quay en el que atracan los barcos de recreo. En esta zona se celebran los viernes un mercado de granjeros. Cogemos la bonita y florida calle The Mint hacia la High Street que como antes indiqué es la calle comercial en la que podemos encontrar todo tipo de comercios locales y tradicionales; tiendas de los famosos caramelos de Rye, de antigüedades, de decoración, galerías de arte, de ultramarinos, salones de the, restaurantes familiares, ect …

Salon de The, Rye

Salon de The, Rye

Rye

Rye

Rye

Rye

Tienda de caramelos de Rye

Tienda de caramelos de Rye

Tienda de Caramelos, Rye

Tienda de Caramelos, Rye

Rye

Rye

Rye

Rye

Rye

Rye

De la High Street seguimos hacia la Hilder Cliff hasta llegar a una de las puertas de la ciudad. Tower Street, Cinque Ports Street, Ferry Road hasta cruzar las vía del tren para llegar al molino de viento, que en la actualidad se ha convertido en un Bed and Breakfast “Rye Windmill B&B”, cuyas habitaciones dan al canal. http://www.ryewindmill.co.uk/

Molino de Rye

Molino de Rye

Molino de Rye

Molino de Rye

Vías de Rye

Vías de Rye

Vías de Rye

Vías de Rye

Y….. ya llegó la hora de volver a Londres, el tren nos espera después de pasar un bonito día en la costa Sur de Inglaterra. Estábamos cansados los tres pero pasamos un maravilloso día que nos transportó a otra época, alejados de la ajetreada y estresante urbe Londinense.

Estuario de la Gironde, Francia.

"Les Carrelets" Estuario de La Gironde.

“Les Carrelets” Estuario de La Gironde. 

En uno de nuestros viajes a La Bretaña Francesa, hicimos una parada de dos noches en una una granja del Departamento Francés de Charente Maritime-Poitou Charentes, cerca del estuario mas grande de Europa, el Estuario de la Gironde.

En el arcén de las autovías de Francia existen unos carteles en los que aparecen dibujados los sitios y monumentos de mayor interés turístico de la zona por la que vas pasando. Por el Estuario de la Gironde nos llamó la atención el de unas casetas de madera para pescar. Son “Les Carrelets”, unas pequeñas casetas de madera de acacia que se apoyan sobre unas estacas en la misma orilla del mar, y que son utilizadas para pescar desde las mismas con una red que cuelga de una polea  y desciende hasta el mar, técnica tradicional que se remonta al siglo XVIII.

Talmont

Talmont

Cerca del pueblo de Talmont, villa de casas blancas en la que destaca una imponente Iglesia románica, se encuentra el pequeño puerto llamado “Port Maran”, donde existen varios Carrelets desde las que aún se pesca de esta tradicional manera, al igual que en todo el Estuario de la Gironde, en la costa de La Vendeé y en la desembocadura del Loire.

Les Carrelets

Les Carrelets

Les Carrelets

Les Carrelets

2013-08-07 001 031

Aunque la función principal de estas cabañas es la de servir a los pescadores para pescar, sus dueños también las aprovechan para pasar un buen día como lugar de recreo con la familia y amigos.

2013-08-07 001 029

2013-08-07 001 0302013-08-07 001 028

 Por la carretera que bordea la costa derecha del Estuario de la Gironde, se ven carteles anunciando la degustación de todo tipo de productos locales; Ostras de la Cuenca de Arcachon, vinos, foie gras, pato en todas sus formas, la carne de res de Bazas, caviar y unos pasteles locales llamados “los cannelés”.

Venta de productos locales

Venta de productos locales

Para comer por esta zona recomiendo un pequeño restaurante familiar llamado “Chez Gigi”, también llamado “Café La Rive”, situado en el puerto de de Mortagne-sur-Gironde, donde se pueden degustar platos de pescado fresco con una relación calidad-precio bastante aconsejable.

Restaurante de Gigi

Restaurante de Gigi

En dicha zona estuvimos alojados dos noches en una coqueta granja situada en Clión, a unos 30 km. del estuario, “De la Toque á L’Ane”, en la que sus propietarios, Claire y Patrick, nos trataron de forma muy acogedora y amable. Las habitaciones son muy correctas y espaciosas, la cena y el desayuno exquisitos, basados en productos locales, y el entorno espectacular, donde el campo repleto de viñas apiñadas en suaves colinas está jalonado de tesoros como iglesias románicas, molinos de agua, castillos y grandes espacios naturales. La granja es ideal para ir con niños, nuestra hija Violeta disfrutó mucho en su estancia.

http://delatoquealane.jimdo.com/

https://www.facebook.com/delatoquealane?fref=ts

aaa

De la Toque á L’Ane2013-08-07 001 030

2013-08-07 001 006

Fue todo de manera casi improvisada, al preparar nuestro viaje buscamos alojamiento para descansar cerca de la autopista, pero cual fue nuestra sorpresa al comprobar que esta región merece la pena ser visitada con tranquilidad, así que a partir de ahora La Gironde estará en nuestra abultada lista de destinos pendientes.

Teresa Lorenzo.

Cementerio Pére-Lachaise, París

204

CEMENTERIO PERE-LACHAISE DE PARIS

Visitar un cementerio como atracción turística es algo raro, pero lo atractivo del Cementerio Pére-Lachaise de París es que la naturaleza se mezcla con un constante desfile de obras de arte, y a cada paso impresiona algún nombre inscrito en la piedra. Personalidades de ámbitos muy dispares comparten este espacio; desde escritores, políticos y científicos a pintores, músicos y actores;  Delacroix, Balzac, Dalida, Jean de la Fontaine, Edit Piaf, Moliere, Rossini, Jim Morrison, Modigliani, Oscar Wilde, Colette, Isadora Duncan, Camille Pisarro, Apollinaire, Chopin…. 

201

206

197

 El Cementerio de Pére-Lachaise está situado en el distrito XX, al Este de París. Es la necrópolis mas prestigiosa y visitada de París. Hay unas 70.000 tumbas repartidas en 44 hectáreas. Es una combinación entre jardín ingles y lugar de recogimiento, en el que la naturaleza y el arte se fusionan para crear una armonía que invita a la contemplación y la meditación.

205203211217

La curiosidad te incita buscar las tumbas de los famosos enterrados. Hay algunas realmente bien conservadas que son verdaderas obras de arte. Otras en cambio están bastante ultrajadas a causa de los numerosos testimonios dejados por sus admiradores, como por ejemplo la de Jim Morrison, de la que robaron el busto que presidía la tumba.

215

208

216

Puedes llevarte horas buscando estas tumbas, interpretando un plano que te dan en la puerta. Personalmente recomiendo dejarse llevar por los callejones románticos, verdes y sombríos, disfrutando de los mas de 5.000 árboles y de los diferentes estilos artísticos que este cementerio te ofrece.

214212

 210196

209

 En el Pére-Lachaise hay un monumento dedicado a los Españoles que lucharon por la libertad. Se trataba en su mayoría de republicanos exiliados que habían abandonado España en 1939, y que contribuyeron a la defensa de Francia contra Alemania. Unos 9.000 Españoles acabaron deportados a campos de concentración, unos 7.000 fueron a parar al Campo de Mauthausen, llegando a representar el 60% de sus presos, con lo que se conoce como “el campo de los españoles”. Se calcula que unos 4.800 españoles murieron allí.

Monumento A la memoria de todos los españoles muertos por la libertad 1939-1945

Monumento A la memoria de todos los españoles muertos por la libertad 1939-1945

Este enlace es la retransmisión de la inauguración del monumento. La radiodifusión es de 1969 y describe fielmente la transcendencia del momento de la inauguración.

http://devuelvemelavoz.ua.es/devuelveme-voz/.php?idioma=es&fichero=9406.mp3

Teresa Lorenzo

Otoño en La Alhambra.

Otoño en La Alhambra

“El Partal”

OTOÑO EN LA ALHAMBRA

Camino lentamente por donde se alarga la Carrera del Darro, a los pies de La Alhambra, el río a mi derecha, cruzo el puente y enfilo la Cuesta del Rey Chico. La mañana es un poco fresca, hay algunas charcas en el suelo y las tunas del camino tienen un verde mas intenso, al estar aún mojadas por la fina llovizna que ha caído durante la noche.

Llego a una de las murallas de la Alhambra, el riachuelo baja con prisa por la pendiente, su caudal es constante, los árboles del camino destellan al pasar, por su variedad de ocres y dorados en sus hojas conservando aún gotas de lluvia. El Otoño ha llegado a La Alhambra.

Riachuelo, Camino del Rey Chico.

Riachuelo, Cuesta del Rey Chico.

Camino del Rey Chico

Cuesta del Rey Chico

Camino del Rey Chico

Cuesta del Rey Chico

Granada desde el Camino del Rey Chico

Granada desde la Cuesta del Rey Chico

Visitar La Alhambra en Otoño es un placer para todos los sentidos. El canto de los pájaros, el crijudo de las hojas al pisar, el constante rumor del agua por todo el monumento, el olor a tierra mojada, miles de flores salpican bonitos colores en el rojizo manto que se convierte La Alhambra en Otoño. Las frutas de temporada, caquis y granadas con rojos y anaranjados intensos, apunto de ser recolectados y con algún que otro pajarillo picando el interior del sabroso fruto. La Alhambra se puede sentir. Se siente arte, naturaleza, historia….

Frutos de Otoño

Frutos de Otoño

La Alhambra

La Alhambra

Flores de La Alhambra

Flores de La Alhambra

Frutos de Otoño

Frutos de Otoño

La Alhamba

La Alhambra

Flores de La Alhambra

Flores de La Alhambra

f

La Alhambra en Otoño

La Alhambra en Otoño

Otoño en La Alhambra

Otoño en La Alhambra

Otoño en La Alhambra

Otoño en La Alhambra

Otoño en La Alhambra

Otoño en La Alhambra

Otoño en La AlhambraOtoño en La Alhambra

La Alhambra en OtoñoLa Alhambra en Otoño

Otoño en La Alhambra

Otoño en La Alhambra

La Alhambra en Otoño

La Alhambra en Otoño

No es la primera vez que visito La Alhambra, pero en esta estación las estancias del recinto Nazarí poseen una luz singular, dejando perplejo a todo el que la visita. Según la estación del año y la hora del día, la luz en el conjunto de la Alhambra cobra un protagonismo especial.

La Alhambra

La Alhambra

La Alhambra

La Alhambra

Palacio

Palacio

EstanqueEstanque en El Partal

Otoño en La Alhambra

Otoño en La Alhambra

Otoño en La Alhambra

Otoño en La Alhambra

La Alambra en Otoño

La Alambra en Otoño

Otoño en La Alhambra

Otoño en La Alhambra

Por todos los jardines, palacios y estancias se oye el rumor del agua. Es un elemento fundamental en La Alhambra, como abastecimiento del monumento, como elemento purificador y como función estética. Se puede apreciar en las acequias, utilizando los desniveles para conducir el agua, en el acueducto de la Cuesta del Rey Chico, en las decenas de fuentes de mármol y en los estanques del “El Partal”, que cobran vida por los múltiples peces de colores.

Etanque en "El Partal"

Etanque en “El Partal”

Acequia

Acequia

Acequia

Acequia

Estanques en "El Partal"

Estanques en “El Partal”

El Generalife

El Generalife

El Generalife

Otoño en La Alhambra

Acueducto, Camino del Rey Chico

Acueducto, Cuesta del Rey Chico.

Peces en el estanque de "El Partal"

Peces en el estanque de “El Partal”

Peces en "El Partal"

Peces en “El Partal”

Al terminar la visita, bajo lentamente por el mismo camino por donde subí a La Alambra, por la Cuesta del Rey Chico, cuesta por la que Boabdil camino del exilio, abandonó La Alhambra y con ello su reino. En mis manos llevaba un ejemplar de “Cuentos de La Alhambra” de Washington Irving. Me senté cerca del riachuelo y no puede evitar ojear el libro. En ese momento solo pensaba en Boabdil, en aquella famosa frase que le dijo su madre AixaNo llores como una mujer lo que no supiste defender como hombre” y en el dolor que debió sufrir al alejarse del maravilloso reino que acababa de entregar a Los Reyes Católicos.

Leyendo "Cuentos de La Alhambra"

Leyendo “Cuentos de La Alhambra”

Te dejo con un fragmento de “Recuerdos de Boabdil”, de “Cuentos de La Alhambra”.

” Espoleé mi caballo y llegué  a lo alto de una roca desde la cual lanzó Boabdil su última y apesadumbrada exclamación, cuando volvió sus ojos para dar el adiós de despedida, y que se llama el ultimo suspiro del moro. ¿A quien extrañará su angustia al verse arrojado de un reino y de una residencia semejantes? Al salir de La Alhambra, le parecía abandonar todo el honor de su estirpe y todas las glorias y delicias de su vida.

Fue aquí también donde su aflicción se hizo mas amarga con el reproche de su madre Aixa, la misma que tantas veces le ayudara en horas de peligro, y que trató en vano de infundirle su propio y resuelto ánimo. << Llora como mujer lo que no has sabido defender como un hombre>>; palabras estas que delataban mas el orgullo de la reina que de los temores de la madre.”

WashIngton Irving.

FARO DE CAMARINAL, TARIFA

Faro de Camarinal, Tarifa

Faro de Camarinal, Tarifa

FARO DE CAMARINAL, TARIFA

Todos los años intento pasar algún fin de semana en Zahara de los Atunes, y este año no iba  a ser menos. La decisión fue tomada de un día para otro, sin pensarlo, que es como mejor suelen salir las cosas.

En mis visitas a Zahara de los Atunes siempre he subido hasta el Faro de Camarinal, un lugar con mucho encanto y valor sentimental para mi. Está en el Cabo de Gracia, al inicio del Parque Natural del Estrecho, a unos dos kilómetros de Zahara, aunque pertenece al cercano municipio de Tarifa.

Para llegar tienes que tomar la carretera hacia la Urbanización Atlanterra. Es sorprendente como ha cambiado esta carretera local en tan poco tiempo, ya que han construido a un lado y a otro de la carretera decenas de urbanizaciones con cientos de apartamentos.

No ocurre lo mismo al llegar a la ladera de Atlanterra, esta está salpicada por lujosas villas mirando al mar, integradas totalmente en el paisaje y con una arquitectura totalmente mediterránea. La mayoría dispone de bonitos jardines con palmeras, desde donde se puede acceder hasta la misma playa, un lujo reservado solo para los bolsillos pudientes de sus propietarios.

Hay una zona en la carretera en la que puedes contemplar la punta del faro a lo lejos, te aconsejo que pares en ese punto, las vistas son muy recomendables. Desde este lugar se puede divisar las almadrabas de atunes y el acantilado de Barbate.

Casas de Atlanterra

Casas de Atlanterra

Atlanterra

Atlanterra

Faro de CamarinalFaro de Camarinal

Fortín

Fortín

Almadrabas

Almadrabas y acantilado de Barbate

Una vez que has llegado a la carretera que sube al faro, debes dejar el coche en un aparcamiento habilitado, ya que esta zona tiene prohibido el paso a los vehículos de motor.

Conforme vas subiendo poco a poco, percibes el olor de la vegetación típicamente mediterránea, lentisco, sabinas, retamas, enebro costero… Es un olor muy característico e intenso. Los matorrales te deja entrever las bonitas vistas hacia la Playa de Los Alemanes. Esta playa es de arena fina blanca y de aguas cristalinas. No es muy recomendable para ir con niños, tiene escalones de arena en la orilla que pueden dificultar el baño y si quieres bañarte cerca de la punta del faro tienes que tener mucho cuidado con las fuertes corrientes.

La playa de Los Alemanes tiene un pasado nazi. Durante la Segunda Guerra Mundial,  la ensenada sirvió de “escondite” para el aprovisionamiento de barcos y submarinos alemanes que vigilaban el estrecho. Al terminar la guerra algunos de estos nazis, protegidos por el régimen franquista, construyeron aquí sus casas, encantados por la belleza natural de este paraje. Para conocer un poco mas de este tema te recomiendo que leas la novela “La playa de los Alemanes” de Javier Compás, que narra la historia de nazis camuflados en esta paradisíaca playa.  

Playa de los Alemanes

Playa de los Alemanes

Después de haber subido la fuerte pendiente, te encuentras de repente frente al Faro de Camarinal. He visitado otros países, lugares lejanos, pero cada vez que lo estoy junto a esta torre siempre comento lo mismo “Estas son las mejores vistas del mundo”.

El día estaba claro, solo a lo lejos se apreciaba algo de bruma y se percibía un ligero viento de levante. El Faro de Camarinal o Torre de Gracia está situada a 50 metros sobre el nivel del mar. Esta torre vigía se construyó al igual que otras repartidas por la costa gaditana, por orden de Felipe II hace mas de 500 años, tenía fines defensivos que transmitían señales acústicas y visuales de una torre a otra. Desde 1990 fue reformada y habilitada como faro.

Faro de Camarinal, Tarifa

Faro de Camarinal, Tarifa

Junto al faro hay una pasarela de madera que baja hasta los acantilados y a los bunkers de la guerra civil que controlaban el paso de estrecho. Hasta hace algunos años podías entrar en su interior y hacerte una idea de lo que podían sentir los soldados dentro, ahora sus paredes están tapiadas.

Fortín o Bunker de la Guerra Civil

Fortín o Bunker de la Guerra Civil

Pasarela para bajar al Bunker

Pasarela para bajar al Bunker

A la izquierda del faro se divisa la Punta de Camarinal y la Playa del Cañuelo, una de las playas mejor conservadas del litoral gaditano, a la que se accede bajando por sendero de baja dificultad, que parte desde el faro. Esta playa de arenas blancas y aguas transparentes tiene poca presencia humana, ya que parte de sus linderos son territorio militar y por lo tanto no se puede acceder en coche.

A la misma playa llega un extenso pinar, que parte del mismo es tragado literalmente por el cordón dunar a causa del movimiento de la arena por los fuertes vientos en la zona.

En esta playa también puedes ver algunos restos de cayucos o pateras, varados en la arena, abandonados a su suerte por inmigrantes que llegan desde la cercana costa Africana.

Playa del Cañuelo y Punta de Camarinal

Playa del Cañuelo y Punta de Camarinal

Desde este punto se puede también acceder a pie a la Playa de Bolonia. En ella se encuentra las ruinas romanas de Baelo Claudia, sirviendo la sierra cercana como cantera para la construcción de la cuidad.

Teresa Lorenzo.

 

LIBRERIA SHAKESPEARE AND COMPANY DE PARIS

Librería Shakespeare, París

Librería Shakespeare & Company, París

LIBRERIA SHAKESPEARE AND COMPANY DE PARÍS

Si hay un rincón de París en el que verdaderamente se respira un ambiente bohemio es en La Librería Shakespeare & Company.

Esta famosa librería está situada en la orilla izquierda del Sena, en el número 37 de la Rue Bucherie, junto a Notre Dame. En 1951 George Whitman abrió esta singular librería con una actitud mas acogedora que comercial. Fue centro literario, allí se alojaron escritores de la “Generación Beat”, los “hippies” de los años 50.

En el mismo lugar existió anteriormente otra librería regentada por Sylvia Beach desde 1.919, hasta que la tuvo que cerrar en 1941 porque no quiso venderle a un oficial nazi un ejemplar de “Finnegans Wake” de Joyce. Ya entonces era frecuentada por Heminguay, Gertrude Estein o Scott Fitzgerald, entre otros.

Librería

Librería Shakespeare and Company, París.

Los libros rozan el techo enfilados en viejas y desgastadas estanterías de madera, se desbordan apilados en el suelo, en los escalones de la estrecha escalera de madera por la que se accede a la primera planta, en los alféizares de las ventanas, en la calle dentro de cajas de madera… no hay ningún hueco libre en el que no se vean libros. Podría decirse que es un “museo del libro”, ya que pueden encontrase ejemplares de todas las épocas. Los hay totalmente nuevos, incunables, de segunda mano y selecciones de libros muy rebajados debido a la falta de espacio.  

Cuando subes a la primera planta se aprecia un curioso cartel “A partir de aquí los libros ya no se venden, están a tu disposición para que los cojas y los leas todo el rato que te apetezca”. Así que aparte de mas libros, hay sofás cómodos y alguna cama donde se puede ojear algún libro o enfrascarte toda una tarde en la lectura de una vieja novela.

 En esta librería siempre han existido unos personajes muy curiosos “Los Tumbleweeds“, jóvenes y no tan jóvenes que se han alojan en cualquier hueco libre, a cambio de unas horas de trabajo. Estos pupilos suelen ser escritores noveles o apasionados de la literatura. 

El exterior es como si fuese una prolongación de la librería con sus bancos de madera para ojear los libros o simplemente para corregir exámenes como la profesora que se aprecia en la foto.

Librería Shakespeare & Company, París.

Librería Shakespeare & Company, París.

Frente a la librería existe una de las elegantes Fuentes Wallace. Este tipo de fuente pública de agua potable actualmente es considerada como un símbolo de París. Existen unas 100 repartidas por toda la capital.

Libre

Librería Shakespeare & Company, París.

Hoy las librerías se están convirtiendo en templos del consumismo, pero algunas como esta hacen resistencia a la globalización a la que estamos continuamente sometidos. 

La Librería Shakespeare & Company es uno de esos lugares de los nunca quieres abandonar.

Teresa Lorenzo