Archivo de la etiqueta: Bretaña Francesa

Punta y Faro de Saint Mathieu, Bretaña Francesa

PUNTA Y FARO DE SAINT MATHIEU, BRETAÑA FRANCESA

A cuantos de los que leen este post no les hubiese gustado en su otra vida ser farero? Los Faros estan enclavados en lugares solitarios, inhóspitos, son lugares que invitan a la paz, a la serenidad, son un verdadero estimulo para la imaginación. La silueta de un faro es atractiva y robusta, es una construcción que está expuesta a las grandes inclemencias del tiempo, casi siempre rodeados de rocas en el mar o acantilados, formando  paisajes naturales de una gran belleza. A quien no le gustaría vivir en un lugar así?

Faro de Saint Mathiu, Bretaña Francesa

Faro de Saint Mathiu, Bretaña Francesa

Un faro que me impactó por su gran belleza y porque está junto a las robustas  ruinas de una abadía benedictina, es El Faro de Saint Mathieu, situado en Plougonvelin, en el Bretón departamento de Finisterre, muy cerca de Le Conquet, en cuyo puerto se zarpa hacia la Isla de La Molene o La Isla de Ouessant.

Faro de Saint Mathiu

Faro de Saint Mathieu

Cúpula del Faro de Saint Mathiu

Cúpula del Faro de Saint Mathieu

Punta de St Mathiu, Bretaña Francesa

Punta de St Mathieu, Bretaña Francesa

Mama y Violeta en Saint Mathiu

Mama y Violeta en Saint Mathieu

El Faro mide 37 metros y es visitable. La torre banca y la cúpula roja de este faro hace que  sea un poco singular, pero sobre todo por la silueta que a lo lejos forman el conjunto del faro y la abadía. La Leyenda cuenta que unos mercaderes del Departamento Breton de León al trasladar los restos del Apóstol Mateo se salvaron milagrosamente frente a la Punta de Saint Mathieu, asi que en el Siglo VI se fundó en este lugar el primer monasterio, para que descansaran sus reliquias.

Faro de Saint Mathiu, Bretaña Francesa

Faro de Saint Mathieu, Bretaña Francesa

Durante la revolución francesa la abadía fue saqueada y destuida. Lo único que se conserva es la fachada romana, los arcos y las bóvedas de piedra del coro. La piedra verdosa, las vistas al mar, el graznido de gaviotas, la brisa fresca y el color rojo de la cúpula del faro asomándose por los arcos del templo constituyen un placer para todos los sentidos.

Ruinas de la Abadía de Saint Matiu

Ruinas de la Abadía de Saint Mathieu

Columnas de las Abadía de Saint Mathiu

Columnas de las Abadía de Saint Mathieu

Violetas en Saint Mathiu

Violeta en Saint Mathieu

Ruinas de la Abadía de Saint Mathiu

Ruinas de la Abadía de Saint Mathieu

Tras la abadía hay un pequeño faro-semáforo.

Semáforo de la Punta de Saint Mathiu

Semáforo de la Punta de Saint Mathieu

En los  alrededores de la punta se localizan varios búnkeres de la Primera y Segunda Guerra Mundial, a los que se llega por senderos costeros y en el que convergen el sendero GR34 con el parque marino de Iroise.

Junto a la abadía también hay una pequeña ermita, un monumento en homenaje a los marineros desaparecidos en el mar.

Hermita

Hermita

El dia que visitamos el faro se celebraba en los alrededores unos bailes de folklore regional. Sus componentes paseaban por los alrededores del faro ataviados con el traje regional. Estar en ese momento en este lugar daba la sensación de estar viviendo en otro tiempo.

Punta de Saint Mathiu

Punta de Saint Mathieu

Punta de Saint Mathiu

Punta de Saint Mathieu

Teresa Lorenzo, El Faro de la Jument

Coordenadas : 48°19′8″N 4°46′3″W

Anuncios

LOCRONAN, DETENIDO EN EL TIEMPO

Locronan

Locronan

LOCRONAN, DETENIDO EN EL TIEMPO

Llegamos a Locronan una fresquita mañana de Agosto, acostumbrados a las altas temperaturas en Andalucía en esta fecha, es todo un placer estar a unos 17 grados. En la entrada del pueblo nos recibe una chica que nos entrega un plano y una pegatina a cambio de 5€.-, la pegamos en el parabrisas y nos indica un aparcamiento donde debemos dejar nuestro coche, ya que en el pueblo está restringido el tránsito de vehículos de motor.

Una calle empedrada nos lleva a este pintoresco pueblo que está catalogado como “Petite Cité de Caractère” (Pequeñas ciudades con carácter). Locronan es uno de los pueblos mas bonitos de Francia, parece haberse detenido en el tiempo, su plaza con casas de granito de color gris azulado con tejados de pizarra, su pozo y su iglesia, compone un magnífico conjunto arquitectónico único en Bretaña y catalogada como Monumento Histórico. 

Locronan

Locronan

Locronan

Locronan

Locronan tuvo su mayor auge en el Siglo XIV, en sus campos se cultivaba cáñamo y lino de gran calidad que utilizaban para fabricar velas para los navíos, consideradas como las mas finas y resistentes de la región.  ¿Quien eran sus mejores clientes?… La Armada Española, hasta que el negocio se fue a pique después de la derrota a manos de la armada inglesa en La Batalla de Trafalgar.

Testimonio del floreciente pasado alrededor de la Grand Place se conservan las elegantes residencias de mercaderes enriquecidos por el comercio de la vela, así como de los nobles y de los oficiales del Rey. En el centro de dicha plaza se conserva la única fuente que existía antes de que Locronan tuviese agua corriente, la cual se surtía de un pozo que debía limpiarse todos los años. Cuando este trabajo concluía se celebraba una gran fiesta en la misma plaza.

 

Locronan

Locronan

Locronan

Locronan

Locronan

Locronan

LocronanLocronan

Para conservar la autenticidad del centro histórico los cables están soterrados, las antenas escondidas, los carteles de las tiendas reproducen los tradicionales, no hay ningún elemento moderno, lo que constituye una armonía entre belleza y tradición. Esta perseverancia por conservar el patrimonio ha hecho que muchos cineastas elijan Locronan como escenario de sus películas. Una de las últimas ha sido “Largo Domingo de Noviazgo“, protagonizada por Audrey Tautou,  conocida por su papel en la película “Amelie”

Pasear tranquilamente por sus calles es todo un placer. Las plantas florecen de una manera exuberante, salpicando notas de color que destacan en el gris azulado de la piedra.

Locronan

Locronan

Locronan

Locronan

Locronan

Locronan

Locronan tiene pequeños negocios familiares muy integrados en el conjunto urbano, entre ellos los más tradicionales se encuentran la tienda de vidrio, de cerámica, de cuero, de navajas bretonas, de jabones, galerías de arte, antigüedades, un telar, de pergaminos… todas con bonitos carteles que atraen a los numerosos turistas que visitan el pueblo.

Para saciar el hambre puedes degustar los deliciosos pasteles kouing-Amann que se elaboran en las tradicionales panaderías. También puedes comer un Crêpe Bretón en alguna de sus concurridas crepêrías.

Locronan

Locronan

Galería de Arte de Locronan

Galería de Arte de Locronan

Locronan

Locronan

Tienda de artesanía de Locronan

Tienda de artesanía de Locronan

Locronan

Locronan

A este pequeño pueblo enclavado en una colina llegaron los Celtas en el Siglo V en busca de nuevas tierras. En el Siglo XI San Ronán cristianizó el asentamiento y fundó la ciudad. La Iglesia de San Ronán es un bello ejemplo de gótico flamígero. En su interior destacan las sencillas esculturas policromadas, las vidrieras y el púlpito, con una escalera verde de madera en la que narra la vida del santo.

Tras la iglesia está el cementerio, con lápidas y cruces de granito, como la arquitectura predominante en el burgo.

Vidriera de Saint Ronan

Vidriera de Saint Ronan

Cementerio de Locronan

Cementerio de Locronan

Cementerio de Locronan

Cementerio de Locronan

Camino de vuelta hacia el coche, voy pensando en la devoción que tienen los bretones de cuidar su patrimonio y que gracias a esta sensibilidad, aún podemos admirar estos pequeños pueblos considerados como joyas arquitectónicas. Lamentablemente en cualquier lugar no ocurre lo mismo, en años de bonanza hemos comprobado como las construcciones tradicionales en cascos históricos, han dado paso a miniapartamentos que de ninguna manera se integran en la tradicional arquitectura popular y por lo tanto han perdido la esencia del pueblo.

Teresa Lorenzo.

 

Punta de Penmarc´h y Faro de Eckmühl,

Playa dejada por la bajamar

Punta de Penmarc´h

PUNTA DE PENMARC´H Y FARO DE ECKMÜHL

Huele a mar, a algas secándose al sol después de la bajada de la gran marea. Las gaviotas picotean todo ser viviente que se esconde entre el fuco, piedras de ocres imposibles, decenas de señales marítimas vigilando el peligro y un embravecido mar azul grisáceo que deja entrever los escollos que rasgaron numerosas quillas.

Estoy en la “Punta de Penmarc´h” en la Bretaña Francesa y aunque estamos a mediados de Agosto el clima es fresco y el cielo está encapotado.

Punta de Penmarc´h

Punta de Penmarc´h

Punta de Penmarc´h

Punta de Penmarc´h

Punta de Penmarc´h

Punta de Penmarc´h

Punta de Penmarc´hPunta de Penmarc´h

 Penmarc´h es una villa Bretona del departamento de “Finisterre” en el “Pays Bigouden”. Cuenta con unos 5.800 habitantes que se ha dedicado desde tiempos inmemorables al mar y hasta el siglo XVI fue una de las villas mas ricas de Bretaña gracias a la pesca de la merluza y el bacalao.

Faro de Eckmühl

Faro de Eckmühl

Me encuentro bajo una gran torre de 65 metros de altura, “El Faro de Eckmühl”, construido en 1897 con una piedra mas dura que el granito llamada Kersantita, y mas resistente a la erosión. Su destello tiene un alcance medio de 60 millas naúticas, la torre es de planta octogonal y debe su nombre a una donación de la Marquesa de Blocqueville en honor a su padre el príncipe de Eckmühl, un Mariscal Napoleónico. Su blanca cúpula de metal es muy decorativa y llamativa. Esta torre no es la única que contemplo, ya que tras el Faro de Eckmühl se divisa la torre del antiguo faro, en desuso, una torre defensiva de planta cuadrada, y el semáforo de la Marina Nacional, así como una antigua capilla. ¿Os preguntaréis porqué tantos faros en este lugar? La peligrosidad de los escollos, la intensa niebla, las grandes tempestades y las fuertes corrientes hacen que este emplazamiento sea testigo de numerosos naufrágios. 

El Faro de Eckmühl puede visitarse, yo no pude hacerlo ya que llegué a Penmarc´h fuera de horario de apertura, una lástima, ya que solo por ver la magnífica escalera merecía la pena, e indiscutiblemente las vistas desde su cúpula debían ser espectaculares.

Faro de Eckmülh

Faro de Eckmühl

Faro de Eckmülh

Faro de Eckmühl

Faro de EckmülhFaro de Eckmühl

Punta de Penmarc´h

Punta de Penmarc´h

Capilla

Capilla

Vieja torre

Vieja torre

vacaciones 2010 Normandía y Bretaña 432

Semáforo de la Marina Nacional

Semáforo de la Marina Nacional

Punta de Penmarc´h

Punta de Penmarc´h

Caminado por la pequeña playa que deja descubierta la bajamar, con una mezcla de olor dulzón y salitre, me tropiezo con restos de maderas de barcos que encallaron en los escollos  en épocas pasadas, gaviotas que graznaban peleándose por algún pez muerto, miles de pajarillos posados en los cables de las Señales Marítimas de rayas blancas y negras, restos de crustáceos, algas pardas…. y al fondo en el puerto, una grúa descargando fuco de un barco. El Fuco es un alga muy nutritiva que se recolecta en esta zona. Desde tiempos lejanos se utiliza en La Bretaña para abonar los campos, pero especialmente también en el sector alimentario. Los especialistas en dietética la recomiendan en sus dietas.

PLaya
PLaya
vacaciones 2010 Normandía y Bretaña 439

Señal marítima Señal marítima

Señal Marítima

Señal Marítima

Señal marítima

Punta de Penmarc´h

Punta de Penmarch

Punta de Penmarc´h

Señal marítima

Señal marítima

Señal marítima

Punta de Penmarc´h

Escollos

Escollos

Cerca del puerto, una pequeña capilla del Siglo XV que los marinos visitaban antes de aventurarse al mar rumbo a Terranova, “La capilla de Notre Dame de la Joie”, con un crucero cubierto de líquenes y erosionado por el paso del tiempo.

Crucero en la Capilla de

Crucero en la Capilla de Notre Dame de la Joie 

Penmarc´h es ideal para pasar unas vacaciones fresquitas junto al mar, huyendo de las aglomeraciones de los populares destinos turísticos de la costa. Hay abundantes casas diseminadas con tejados de pizarra, que alquilan a buen precio. Penmarc´h tiene buenos restaurantes en los que su gastronomía está basada en pescados y mariscos frescos.

Puerto de Penmarc´h

Puerto de Penmarc´h

Os dejo con un vídeo que he encontrado en Youtube de la subida al Faro de Eckmuhl. Fijaos en la escalera que anteriormente he comentado. Si decidís visitarlo merecerá la pena subir los 307 peldaños para acceder a su balcón de hierro forjado.

Video subida al faro: http://www.youtube.com/watch?v=H9pEUPh-Fsk

Espero que hayáis disfrutado del viaje.

Teresa Lorenzo.

DOUARNENEZ, LA VILLA DE LA SARDINA.

El graznido de las gaviotas me despierta a las 5.30 de la mañana, y me percato que no es un sueño, que está amaneciendo y que aún permanezco enroscada en la cama. Me levanto dormitada, miro por la ventana y vuelvo a la realidad. Estoy de vacaciones y me alojo en una casa cerca del Puerto de Rosmeur en Douarnenez, la Villa de la Sardina.

Douarnenez es una villa marinera que pertenece a la región de Finisterre en la Bretaña Francesa. Es uno de los principales puertos de Francia y está rodeado de playas de arena fina y algunos acantilados. Tiene 17.000 habitantes y actualmente se dedica al turismo, aunque antaño su principal fuente de ingresos era la pesca de la sardina y su elaboración, dado las numerosas fabricas de conservas que existían en la Villa, pero actualmente solo quedan dos en funcionamiento la “PetitNavire” y “Connétable”, esta última la mas antigua del mundo.

Conservera Connéctable, la mas antigua del mundo en funcionamiento.

Conservera Connéctable, la mas antigua del mundo en funcionamiento.

UN POCO DE HISTORIA

Desde el Siglo I de nuestra era Douarnenez fue una importante ciudad galorromana en la que como en Cádiz se producía el Garum, una salsa a base de restos de pescado. En el cercano Yacimiento de Plomarc´h se pueden ver los depósitos construidos para la conservación y manipulación del pescado semejantes a los que podemos ver en mi cercana “Baelo Claudia” en Bolonia, Cádiz. A este yacimiento se puede llegar por el sendero de Ploare, que va desde el Puerto de Rosmeur a la Playa de Ris. Recomiendo hacerlo, desde allí las vistas hacia la bahía y hacia el Puerto de Rosmeur son fantásticas. Numerosos artistas han plasmado sus obras desde este angulo.

Yacimiento de Plomarc´h.

Yacimiento de Plomarc´h.

Escalera por las que bajaban las ánforas de Garum para ser embarcadas.

Escalera por las que bajaban las ánforas de Garum para ser embarcadas.

Douarnenez dede el sendero de Ploare.

Douarnenez dede el sendero de Ploare.

Desde Ploare

Desde Ploare

PUERTO DE ROSMEUR

Estrechas callejuelas desembocan en el Puerto Rosmeur, sus casas de vivos colores han seducido a numerosos pintores y artistas. En la casa color cazuela que aparece en la siguiente foto estuve alojada una semana.

La Rue Anatole France desemboca en el puerto de Rosmeur.

La Rue Anatole France desemboca en el puerto de Rosmeur.

Puerto de Rosmeur

Puerto de Rosmeur.

Puerto de Rosmeur

Puerto de Rosmeur

Puerto de Rosmeur

Puerto de Rosmeur

PENN SARDINE

En la Bretaña Francesa las mujeres llevan una cofia blanca con sus trajes regionales, algunas abuelas las siguen llevando para ir a misa, sobre todo en las zonas rurales. En cada pueblo las cofias son diferentes, en Douarnenez se asemeja a la cabeza de sardina, a las mujeres de esta bonita Villa se les llaman “Penn Sardine”.

Tienda de conservas "Penn Sardine"

Tienda de conservas “Penn Sardine”

PORT-MUSEE

El Port-Musee es un museo ubicado en un dique en la ría Port-Rhu al que puedes acceder a visitar las embarcaciones de pesca ya en desuso para ver su interior, es muy llamativo un faro-barco de color rojo. Este museo se divide en dos, en la ría y otro en una antigua fábrica conservera que fue habilitada para la creación de esta parte del museo, en la que exponen embarcaciones de diferentes partes del mundo y proyectan documentales muy interesantes. Recomiendo dejar una mañana solo para visitar tranquilamente el museo y conocer lo importante que ha sido las fábricas de conservas en la vida económica y social de Douarnenez . Es muy recomendable también visitar su tienda ya que puedes encontrar libros de faros bastante curiosos. Adquirí un libro de faros del mundo en el que aparece el Faro de Chipiona, mi pueblo natal.

ISLA TRISTAN

Entre el Port-Rhu  y el Port Treboul está la Isla de Tristan que en marea baja se puede acceder a pie. En el Siglo XVI fue la fortaleza del famoso bandido Guy Eder de Fontanelle.

Isla Tristan

Isla Tristan

CASERIO

Las casas de Douarnenez fueron construidas en el apogeo de las fábricas conserveras entre el siglo XIX y XX, suelen ser de tres plantas. Sus ventanas pintadas de azul o verde dan un toque muy colorido a sus calles.

Douarnenez

Douarnenez

2010-08-26 001 031 2010-08-26 001 029 2010-08-26 001 036

GASTRONOMIA

 El Kouign Amann es una torta muy típica de Douarnenez que fue inventada por casualidad por el panadero local Yves-René Scordia, ya que en 1860 una época en que la harina era escasa y la mantequilla abundante se usó en proporciones muy inusuales: 400 g de harina 300 g de mantequilla 300 g azúcar. Otro producto típico de Douarnenez como en toda la Bretaña son los Crêpes hechos con un trigo mas oscuro que los Crêpes habituales, yo los compraba del día en “Au Petit Gourmand” frente al mercado.

En el concurrido Mercado en el centro de Douarnenez se pueden adquirir todos los productos del mar, conservas, pescados y mariscos a muy buen precio.  Los sábados por la mañana hay un mercadillo de agricultores locales alrededor del mercado. Hay otro mercado con productos locales en el Puerto de Treboul.  Si quieres comprar cigalas recién pescadas puedes hacerlo en el puerto de Rosmeur, en la pescadería de la cooperativa de pescadores, lo que no recuerdo es la hora de la llegada de los barcos, o si lo que prefieres es que te pongan por delante una buena mariscada puedes pasarte por uno de los muchos restaurantes que hay en el Puerto de Rosmeur.

Otro producto Bretón por excelencia es la sidra “cidre” que la puedes degustar en cualquier restaurante o comprar en cualquier supermercado. Personalmente la compro directamente en granjas, la sidra es totalmente artesanal y producida por los granjeros. Por la carretera suele haber carteles (“CIDRE ICI” “Sidra aquí”) que te señalan que en esa granja hay sidra artesanal a muy buen precio y lógicamente mejor que la que puedas conseguir en un super.

Creperie en Douarnenez

Creperie en Douarnenez

Crepes para llevar

Crepes para llevar de Au Petite Gourmand

FIESTAS

Cada dos años en el mes de Julio se celebra en Douarnenez el festival “Temps de Fete Douarnenez” la fiesta de los veleros clásicos. Douarnenez se transforma de noche y de día ya que en el Puerto de Rosmeur se reunen vistosos veleros clásicos y barcos tradicionales de todo el mundo, por la noche celebran conciertos lumínicos que merecen la pena de ser vistos. En este enlace podéis obtener mas información http://www.tempsfete-dz.com/

En Beuzec Cap Sizun un pueblo cerca de Douarnenez asistí a la “Fête des Bruyère” una especie de romería muy vistosa con carretas decoradas con flores tiradas por caballos bretones y trajes regionales del (Pays Bigouden) que se celebra todos los años en Agosto. Este “romería” terminaba cerca de un pinar en el que tenían carpas con muchísimos productos culinarios para saciar el hambre del mediodía. Crepes bretonas, patatas fritas con una salsa riquísima, dulces……. me senté en una larga mesa y a comer!! Lógicamente abriendo una botella de rica cidre bretona. Esta fiesta se asemeja muchísimo a la Romería del Pinar de mi pueblo natal.

Fete de Guyeres

“Fête des Bruyère”

vacaciones 2010 Normandía y Bretaña 204

Fete des Guyeres

“Fête des Bruyère”

"Fête des Bruyère"

“Fête des Bruyère”

Fete

Fête des Bruyere

Fête des Gruyeres

Fête des Gruyeres

"Fête des Bruyère" “Fête des Bruyère”

vacaciones 2010 Normandía y Bretaña 181

"Fête des Bruyère"

“Fête des Bruyère”

"Fête des Bruyère"

Y les pedí que se fotografiaran conmigo!!

ALREDEDORES

La Punta del Raz “Pointe du Raz” es uno de los parajes mas bellos y frecuentados de la bretaña. Desde Douarnenez hay que coger una carretera que conduce al extremo mas occidental de Finisterre. Dejando atrás algunos molinos de viento llegas a la Punta du Raz.  Dado que numerosos turistas la visitan todo el año, han habilitado un monumental centro de visitantes, en el que hay restaurantes, tiendas de souvenirs……… en mi opinión, toda esta mole de hormigón me pareció fuera de lugar y poco acertada en este enclave natural por muy alejado que esté de la punta.

Sentada en los peñascos y como vecinas las numerosas aves que anidan en la Punta du Raz, se divisa el Faro de la Vieille y la Isla de Sein “Enez-Sun”. Esta pequeña isla está habitada, solo 240 habitantes. Tiene solo 2,8 Km de largo y en su parte central con solo 25 metros de ancho. La Isla de Sein fue engullida por las olas en varias ocasiones debido a los avatares de las fuertes tempestades. Se cuenta que Luis XIV dio el privilegio a los habitantes de esta isla de ser eximidos del pago del impuesto de propiedad por estimar que la naturaleza de la isla ya los castigaba lo suficiente. Para llegar a esta isla hay que coger un barco en Audierne con la compañía Pen Ar beb http://www.pennarbed.fr/fr/sein-penn-ar-bed-ouessant-molene-sein, se tarda una hora y media aproximadamente.

Punta du Raz, al fondo el faro de la Villei y la Isla de Sein

Punta du Raz, al fondo el faro de la Vieille y la Isla de Sein

Molino cerca de la Punta de Raz

Molino cerca de la Punta de Raz

Cerca de Douarnenez es muy recomendable visitar el cercano y pequeño pueblo de Locronan que parece haberse detenido en el medievo. En el cercano Quimper es muy conocida su cerámica, es recomendable visitar su catedral gótica, su centro histórico y su bonito mercado. 

Quimper

Quimper

Mercado de Quimper

Mercado de Quimper

vacaciones 2010 Normandía y Bretaña 489

CONCLUSION

Alquilar una casa en Douarnenez para conocer el departamento de Finisterre es una buena opción para explorar esta zona, ya que es un punto céntrico, tiene todos los servicios, está en la costa y tiene buenos restaurantes para cuando llegas después de un largo día de ruta.

Espero que hayan disfrutado de este viaje, os dejo con un fragmento de la novelaUn Recteur de L´île de Sein” de Henri Queffélec sobre la Isla de Sein publicada en 1944.

“Los ejércitos del viento desfilaron sobre la isla toda la noche. Por rabia o por deseo de aterrorizar, convertían en montaña la débil resistencia que oponían las casas; silbaban, bramaban. Escudriñaban las paredes , a la búsqueda de intersticios, las puertas y ventanas. Se colaban por las chimeneas. Corrientes de aire atravesaban las habitaciones, helando los pechos, cortando los ánimos… Se producía un canturreo en la habitación, que huroneaba el viento. La casa se había convertido en una gruta sonora, un pasillo en el que penetraban los caprichos del viento. La tormenta estudiaba las viviendas e introducía ayudas y verdugos, y el canturreo burlón y la corriente de aire disimulaban quizá las palancas que derribaban los muros”  

Un Recteur de L´île de Sein” Henri Queffélec.

Casa de Lampaul

Casa de Lampaul

ISLA DE OUESSANT

La Isla de Ouessant es la mas occidental de Francia y pertenece a la región de la Bretaña Francesa y al Parque Natural d´Armorique. Mide unos 8 Km de Largo por 4 Km de ancho y está situada a 20 kilómetros de la costa Bretona. Tiene 932 habitantes censados. El archipíelago Ouessantino cuenta otras islas, Béniguet, Litiry, Quemenés, Trielen, Moléne, Balanez, Bannec y nuestra Isla Ouessant, todas estas islas están deshabitadas menos Moléne y Ouessant.

COMO LLEGAR

Para llegar a Ouessant puedes hacerlo por mar o por aire. Desde el aeropuerto de Brest salen vuelos regulares a Ouessant, en solo quince minutos llegas a la isla. Por mar desde Le Conquet, Brest y en época estival desde Camaret Sur Mer. Yo lo hice en ferry desde Le Conquet con la Compañía http://www.pennarbed.fr/. Es recomendable reservar el billete por internet con antelación. En Le Conquet hay habilitados unos aparcamientos vigilados para dejar el coche. El Ferry hace dos paradas, la primera en La Moléne y la segunda en Ouessant y suele tardar unas dos horas en llegar al Puerto de Stiff, mi destino. En el puerto me esperaba un taxi-furgoneta concertado con el dueño de la casa que alquilé, pero si decides visitar la Isla por un solo día hay un miniautobús que hace el recorrido desde el puerto hasta Lampaul por 2,50€.- Cuando llegué a Ouessant me llamó la atención un grupo de viejos marinos sentados junto al puerto mirando desembarcar a los turistas como si esa fuese la única atracción que hubiese en la isla.

DONDE DORMIR

La isla cuenta con varios hoteles, aunque personalmente pienso que dormir en una casa tradicional del lugar donde viajes es la mejor manera de camuflarse en el paisaje y de disfrutar de la cultura de la región. Alquilé una bonita casa Ouessantina en una zona cerca de los acantilados de Calgrac´h llamada Kerzoncou. Es un grupo de tres casas en un paraje apartado, muy tranquilo y de gran belleza. En la parte superior donde estaba la pequeña habitación había un ventanal desde la que por la noche se apreciaba los destellos de los Faros de Creac´h y de Stiff, una maravilla.En la semana que estuve alojada en esta maravillosa casa no vi a ningún vecino, con lo que si buscas tranquilidad y discreción está es una buena opción. Si quieres alquilar esta bonita y solitaria casa ponte en contacto conmigo.

Kerzoncou

Kerzoncou

Kerzoncou

Kerzoncou

Kerzoncou

Kerzoncou

Kerzoncou

Kerzoncou

Interior de la casa

Interior de la casa   

Ventana de la casa

Ventana de la casa

 

LAMPAUL

Lampaul es la capital de Ouessant y está situada mas o menos en el centro de la misma, casi todos los servicios que la isla cuenta están en esta población. El resto de la isla no son realmente pueblos sino grupos de casas diseminadas. Las puertas y ventanas están pintadas de color Azul en honor a la Virgen María como casi toda la Bretaña Francesa. Este pueblo tiene una iglesia y un pequeño y pintoresco puerto. Al lado de la iglesia hay un cementerio en el que hay un monumento a la Proella en forma de tumba. La Proella es una pequeña cruz de cera que simbolizaba el cuerpo de los marinos cuando estos morían en alta mar. Al no aparecer el cuerpo no podía ser inhumado en tierra cristina así que la familia lo sustituía por esta cruz de cera y la velaban en su casa. Después de celebrar la misa en la iglesia la llevaban al cementerio en una pequeña caja de madera para que descansara simbólicamente el cuerpo. Curioso ¿no?

Puerto de lampaul

Puerto de lampaul

Puerto de  Lampaul

Puerto de Lampaul

Lampaul

Lampaul

Casas de Lampaul

Casas de Lampaul

Casa de Lampaul

Casa de Lampaul

Monumento a la "Proella"

Monumento a la “Proella”

MOVERTE POR LA ISLA

Carreteritas y senderos parten de Lampaul para llevarte a rincones salvajes y fascinantes. La mejor opción que hay para moverte por la isla es alquilar una bicicleta, aunque por los senderos costeros está prohibida por su peligrosidad. Hay varias empresas que se dedican al alquiler de las bicis, yo lo hice con Ouessantcycles, https://www.facebook.com/ouessan.cycles por 40€ a la semana. Si visitas la isla en un solo día puedes alquilarla en el mismo puerto, pero ojo si te coincide en fin de semana puede que te quedes sin bici ya que estarán todas alquiladas. Si viajas con niños no es un inconveniente, ya que las tienen también adaptadas para los mas pequeños. Es un placer recorrer esta isla ya que apenas hay coches. Si te cruzas con alguno puede que sea un antiguo Renault 5, en una isla tan pequeña ¿para que mas?.

Carretera de Ouessant cerca de Kerzoncou

Carretera de Ouessant cerca de Kerzoncou

FAROS

En Ouessant hay cinco faros y numerosas señales marítimas como balizas y un radar. El Faro de Creac´h, El Faro de Nividic, El Faro de Stiff, El faro de Kereón y nuestro Faro de la Jument. Desde el puerto de Lampaul salen excursiones a bordo de un antigüo bote salvavidas, el Patron François Morin” catalogado como monumento histórico, desde el que se pueden ver un poco mas de cerca los faros que se encuentran en el mar. Las reservas se hacen en la oficina de turismo de Lampaul.

El Faro de Creac´h  se caracteriza por sus rayas blancas y negras, es uno de los mas potentes del mundo y se encuentra en la Punta del Pern. No se visita pero por la parte trasera se encuentra el Museo de Faros y Balizas. Es una visita imprescindible, representa la historia de la señalización marítima hasta la actualidad. Además en esta zona hay unos peñascos muy peculiares y el color del mar es de un azul ultramar muy intenso. Cerca del museo hay una tienda de veletas de madera totalmente artesanales. Entramos en la tienda y hablamos con el artesano, este nos comentó que sabía hablar Español una sola frase “Esta película está patrocinada por renfe” , no se donde la habrá oído. En mi azotea ondea al viento una de estas veletas.

Faro de Creac´h

Faro de Creac´h

Punta del Pern. Faro de Creac´h

Punta del Pern. Faro de Creac´h

Faro de Creac´h

Faro de Creac´h

Guijarro

Guijarro

Museo de Faros y Balizas

Museo de Faros y Balizas

Linternas. Museo de Faros y Balizas

Linternas. Museo de Faros y Balizas

Museo de Faros y Balizas

Museo de Faros y Balizas

El faro de Nividic está también en la Punta del Pern. El Faro está en un escollo en el mar y para los fareros era una tarea muy difícil llegar a este faro ya que las corrientes en esta punta son tremendas. Para ello construyeron unos postes unidos por un cable del que pendía una cesta (tipo globo aerostático) para llegar al faro. Actualmente está automatizado. Para llegar puedes hacerlo a pié después de ver el museo de Faros y Balizas de Creac´h. Bordeando la costa hay un sendero fascinante que te lleva a este faro. En el camino debes que serpentear numerosos guijarros y peñascos enormes. La flora en este sendero es de una gran belleza. Es recomendable calzado cómodo y llevar la mochila con algo de comida y agua.

Faro de Nividic

Faro de Nividic

Faro de la Jument desde las ruinas de "Villa de las tormentas", realmente albergaba una bocina antiniebla.

Faro de Nividic desde las ruinas de “Villa de las tormentas”, realmente albergaba una bocina antiniebla.

faro de Nividic

faro de Nividic

Punta del Pern

Punta del Pern

Punta del Pern

Punta del Pern

Un picni en la Punta del Pern, al fondo el Faro de Nividic

Un picnic en la Punta del Pern, al fondo el Faro de Nividic

El Faro de La Jument, el protagonista de este blog, se encuentra en el mar. Después de los numerosos naufragios acaecidos en la zona, en 1904 fue construido en una roca que solo permanece seca solo algunas horas al días, así que su construcción fue una tarea bastante compleja. El faro fue automatizado en 1991 así que no ya vive en el ningún farero. Imaginaos como podría ser la vida en un faro pisando tierra cada 15 días, solo rodeado por agua. Como he señalado en la introducción de mi blog conocí esta isla gracias a la película “El Extraño”, en francés “L ‘ équipier” de Philippe Lioret. Si quieres saber un poco mas sobre la vida del farero de La Jument y el peculiar carácter de la Isla de Ouessant recomiendo encarecidamente ver la película. El faro de la Jument se identifica por su cúpula roja.

Faro de la Jument

Faro de la Jument

Faro de la Jument

Faro de la Jument

Punta del Pern

Punta del Pern

Faro de la Jument

Faro de la Jument

El faro de Stiff se encuentra en la Bahía del mismo nombre. Cerca se encuentra la Torre-Radar y el Puerto de Stiff que es donde se desembarca al llegar a la isla. A este faro se puede llegar en bicicleta a través de una pequeña carretera desde Lampaul pero lo mas aconsejable es llegar por un sendero desde el Puerto de Calgrac´h. Yo lo hice a pie por el sendero y se tarda unas 3 horas. A la mitad de camino está el Fuerte de Saint Michel, construido a principios del siglo XX y utilizado en la Segunda Guerra Mundial.  Mas adelante se pasa por la Bahía de Béninou con unas vistas espectaculares. La flora es espectacular y para los amantes de la ornitología es muy aconsejable ya que numerosos pajarillos anidan en la vegetación del sendero. El gran momento de la ruta fue un improvisado picnic en lo alto de un gran peñasco de la Bahía de Béninou con el Faro de Creac´h a lo lejos, gaviotas desafiantes mirando nuestros bocadillos y en mi mente cierta película de Hitchcock.

Bicis en el Puerto de Calgrac´h

Bicis en el Puerto de Calgrac´h

Puerto de Calgrac´h, inicio del sendero

Puerto de Calgrac´h, inicio del sendero

Bahía de Calgrac´h

Bahía de Calgrac´h

Puerto de Calgrac´h

Bahía de Beninou en Cadoran.

Vegetación predominante en Ouessant.

Vegetación predominante en Ouessant. Radar y faro de Stiff.

Faro de Stiff

Faro de Stiff

Bahía de Calgrac´h

Bahía de Beninou en Cadoran

Casa del acantilado

Casa del acantilado y torre radar.

Fuerte

Fuerte de Saint Michel

Faro de Stiff

Faro de Stiff

Faro de Stiff

Faro de Stiff

Faro de Stiff

Faro de Stiff

LA MUJER OUSEEANTINA

La mujer Ouessantina es una mujer ruda, fuerte y acostumbrada a vivir sola, ya que sus maridos pasaban largas temporadas en alta mar. Ella era la encargada de educar a los niños, de cuidar el ganado, en este caso la popular Oveja Ouessantina, famosa por ser la oveja mas pequeña del mundo, de cultivar la tierra y también les correspondía a las jovencitas pedir en matrimonio a los zagales.

Traje que usaban las mujeres

Traje que usaban las mujeres Ouessantinas

Traje Popular Ouessantino

Traje Popular Ouessantino

ECOMUSEO MAISON DE NIOU 

El Ecomuseo “Maisón de Niou” refleja claramente una casa tradicional Ouessantina del siglo XIX. Debido a las tempestades y vientos, la isla carece de árboles. Los Ouessantinos se han aprovechado de los numerosos naufragios acaecidos por la zona para aprovechar las maderas y fabricar sus muebles, lógicamente también para hacerse con el botín!! Para ellos un naufragio significaba riqueza. Así que los muebles de las casas Ouessantinas están fabricados artesanalmente por las gentes de la isla. La materia prima ya sabéis de donde venía!!

Ecomuseo Maisón de Niou

Ecomuseo Maisón de Niou
Ecomuseo "Niou Ezella"

Ecomuseo Maison de Niou

Ecomuseo Maisón de Niou

Ecomuseo Maisón de Niou

Granero del ecomuseo

Granero del Ecomuseo Maisón de Niou

Pozo

Pozo

Ventana con labores de ganchillo del Ecomuseo Maisón de Niou

Ventana con labores de ganchillo del Ecomuseo Maisón de Niou

Establo

Establo

Exterior Ecomuseo

Exterior Ecomuseo

GASTRONOMIA

¿Que decir de la gastronomía Ouessantina? Pues que los “fruits de mer” regados con “cidre” son una exquisitez. El marisco, concretamente los centollos y bueys de mar se pescan en el litoral Ouesantino. La isla cuenta también con un criadero de mejillones. Por la mañana salía de la casa en bicicleta rumbo a Lampaul a comprar provisiones. Sobre las 9 abre la pescadería que hay al lado de la iglesia. La pescadera vende su productos recién pescados por su marido, en la misma mañana suele vender todo el género expuesto. Muy cerca de la iglesia también hay un pequeño supermercado donde comprar las patatas cultivadas en Ouessant, son negras, pequeñas y un poco caras pero están deliciosas cocidas simplemente. Hay varios platos típicos en la Isla, uno de ellos es el “Farz Oaled” una especie de pudin echo con patatas, harina, tocino, leche y ciruelas pasas. Esta es una antiquísima receta Ouessantina y se prepara de un modo muy peculiar; se echan todos los ingredientes en una pesada cazuela de hierro fundido, se tapa, después se mete en un horno de piedra y se cubre la cazuela con una turba recogida en Ouessant y se le prende fuego, está realmente delicioso. Otro plato es el guiso de patatas y cordero local. En el pueblo hay dos creperías, “Crêperie du Stang” y “Crêperie Ty Ar Dreuz”, estuve en las dos y realmente estas Crêpes están deliciosas. El ambiente y la decoración de la “Crêperie Ty AR Dreuz” es mas agradable. Las Crêpes se hacen con un trigo negro que cultivan en Bretaña y rellenas de cualquier ingrediente. Para comer solía pedir una botella de “cidre”, tiene pocos grados así que por mi estado de gestación solo probaba un poco. En Lampaul también hay varios restaurantes en los que puedes pedir la típica mariscada y los “Moules Frites” mejillones con patatas fritas, un plato exquisito y muy común en todo el Norte de Francia.

Cargada de provisones

Cargada de provisones, ¡la cidre no puede faltar!

LO MAS IMPRESCINDIBLE

Las cruces en los caminos, los acantilados, el molino, los solitarios senderos, los peñascos, las veletas, la arquitectura popular, los faros, el marisco recién pescado, la sidra, pero sobre todo descubrir la isla en bicicleta.

Una Cruz en el camino

Una Cruz en el camino

Cruz

Cruz

Molino

Molino 

En bicicleta por la Ouessant

En bicicleta por la Ouessant

MI CONCLUSION

Es una isla mágica, una isla que te secuestra y te envuelve, si la visitas jamás la olvidarás. Espero que hayáis disfrutado acompañándome en este viaje, si algún día me buscáis y no dais con mi paradero, buscadme en esta isla, he ido a buscar el silencio.

Teresa Lorenzo.