Archivo de la etiqueta: Isla

ISLA DE BATZ CON NIÑOS

2013-08-13 001 014

LA ISLA  DE BATZ.

En nuestro viaje a la Bretaña Francesa, alquilamos una casa en Roscoff, en la Bahía de Morlaix, la cual nos sirvió como campamento base para conocer la parte norte de la región de Finisterre.

Roscoff se encuentra a tan solo 15 minutos en barco de “la Isla de Batz”, una tranquila y singular isla con una población que no supera los 600 habitantes.

 La marea está alta, así que esta vez el barco zarpará hacia la Isla de Batz desde el mismo Puerto de Roscof. Cuando la marea está baja se hace desde una larga pasarela que se adentra en el mar, ya que las oscilaciones de las mareas es tan grande que con la marea baja el puerto se queda prácticamente seco. Los tickets se venden en el mismo puerto. En temporada estival, como era nuestro caso, es preferible comprar los billetes de un día para otro por las colas que se forman, aunque como salen cada 30 minutos siempre es posible encontrar una plaza esperando al siguiente. http://www.vedettes.armor.ile.de.batz.fr/

Ferry hacia la isla de Batz

Ferry hacia la isla de Batz

Pasarela para coger el ferry hacia la Isla de Batz con la marea baja

Pasarela para coger el ferry hacia la Isla de Batz con la marea baja

Isla de Batz desde Roscoff.

Isla de Batz desde Roscoff.

La veraniega mañana era fantástica para visitar la Isla, soplaba una pequeña brisa pero muy cálida y agradable. Nuestra hija Violeta estaba encantada con la travesía en barco, no paró ni un momento, menos mal que la travesía es corta y se tarda solo 15 minutos en llegar a la isla.

 Junto al embarcadero hay una empresa de alquiler de bicicletas de todo tipo, incluso si viajas con niños como era nuestro caso, las hay con remolques para llevarlos mas cómodamente. Nosotros preferimos recorrernos la isla a pie, teníamos todo el día y la isla es pequeña, bordearla por los senderos costeros tan solo son tres kilómetros y medio.

Port Kernok

Port Kernok

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Una de las ventajas de ir con niños es que no hace falta llevar mochila ya que puedes cargar la cesta del carrito sin llevar peso a la espalda, eso sí un carrito todo-terreno como nuestro Bugaboo Camaleón.

Isla de Batz

Isla de Batz

Al desembarcar en la isla nuestro primer objetivo fue buscar el supermercado local para comprar provisiones para nuestro picnic. Podríamos haber comprado en Roscoff, no queríamos ir cargados en el barco, pero ojo con los precios de la isla, son bastante elevados, así que si no quieres rascarte mucho el bolsillo, llévate ya el picnic preparado.

La isla cuenta con algunos restaurantes pero lo aconsejable es dejarse llevar por la tranquilidad del entorno y disfrutar de la belleza del paisaje, sin tener que estar pendientes de la hora. De hecho, a eso de las dos entramos en una crepería para calentar el potito de la niña y la cocina ya estaba a esa hora cerrada.

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Paseando por una de las calles de la isla nos encontramos con un Bar para perros, si, ha leído bien, un bar para perros. ¿Ellos también tienen necesidades no? Para mayor credibilidad visualiza la siguiente foto. ¡¡¡jejejeje!!!

Isla de Batz

Isla de Batz

La isla ofrece una increíble diversidad de espacios naturales; dunas, playas arenosas, costas rocosas, páramos y humedales tienen presencia en todo el litoral. En la isla no hay temor de perderse, ya que todos los caminos conducen a la mar y, por tanto, necesariamente en el puerto. Los senderos costeros están bien señalizados pero es mejor dejarse llevar por caminos secundarios y sorprenderte de un bello entorno natural.

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Los habitantes de la Isla de Batz viven del turismo, la pesca y la agricultura. Esta última actividad se realiza en el corazón de la isla, mientras que en el sur la ensenada Pors Kernoc ofrece una excelente flota pesquera.

Isla de Batz

Isla de Batz

La arquitectura de la isla es como casi en toda la Bretaña. Casas aisladas de dos plantas, con contraventanas mayoritariamente de color azul y cuidados jardines con exuberantes y coloridas hortensias.

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Desde todos los puntos de la isla se ve su imponente faro, el “Fhare de la L’Ile de Batz”. Nosotros optamos por seguir los senderos costeros que bordean la costa y pasar junto a este faro.  En el faro hicimos una parada para descansar y comer, así que sacamos nuestro picnic y a disfrutar de la fantástica vista panorámica de la bahía. A este faro se puede subir, pero hay que tener en cuenta que tiene 43 metros de altura y cuenta con 210 peldaños.

 

Faro de la Isla de Batz

Faro de la Isla de Batz

Faro de la isla de Batz

Faro de la isla de Batz

Isla de Batz

Vista panorámica desde El Faro de la Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

La Isla de Batz es perfecta para pasear por los senderos costeros y pasar un día tranquilo en familia como era nuestro caso. Algunos suelen coger el barco solo para pasar un día relajado en la playa, pero si lo que prefieres es alojarte en uno de sus hotelitos familiares o casas de alquiler para pasar unas vacaciones, esta isla es perfecta para saborear la tranquilidad, impregnarse del ritmo de la isla  y disfrutar de la belleza exuberante de su vegetación.

Teresa Lorenzo.

Anuncios
Casa de Lampaul

Casa de Lampaul

ISLA DE OUESSANT

La Isla de Ouessant es la mas occidental de Francia y pertenece a la región de la Bretaña Francesa y al Parque Natural d´Armorique. Mide unos 8 Km de Largo por 4 Km de ancho y está situada a 20 kilómetros de la costa Bretona. Tiene 932 habitantes censados. El archipíelago Ouessantino cuenta otras islas, Béniguet, Litiry, Quemenés, Trielen, Moléne, Balanez, Bannec y nuestra Isla Ouessant, todas estas islas están deshabitadas menos Moléne y Ouessant.

COMO LLEGAR

Para llegar a Ouessant puedes hacerlo por mar o por aire. Desde el aeropuerto de Brest salen vuelos regulares a Ouessant, en solo quince minutos llegas a la isla. Por mar desde Le Conquet, Brest y en época estival desde Camaret Sur Mer. Yo lo hice en ferry desde Le Conquet con la Compañía http://www.pennarbed.fr/. Es recomendable reservar el billete por internet con antelación. En Le Conquet hay habilitados unos aparcamientos vigilados para dejar el coche. El Ferry hace dos paradas, la primera en La Moléne y la segunda en Ouessant y suele tardar unas dos horas en llegar al Puerto de Stiff, mi destino. En el puerto me esperaba un taxi-furgoneta concertado con el dueño de la casa que alquilé, pero si decides visitar la Isla por un solo día hay un miniautobús que hace el recorrido desde el puerto hasta Lampaul por 2,50€.- Cuando llegué a Ouessant me llamó la atención un grupo de viejos marinos sentados junto al puerto mirando desembarcar a los turistas como si esa fuese la única atracción que hubiese en la isla.

DONDE DORMIR

La isla cuenta con varios hoteles, aunque personalmente pienso que dormir en una casa tradicional del lugar donde viajes es la mejor manera de camuflarse en el paisaje y de disfrutar de la cultura de la región. Alquilé una bonita casa Ouessantina en una zona cerca de los acantilados de Calgrac´h llamada Kerzoncou. Es un grupo de tres casas en un paraje apartado, muy tranquilo y de gran belleza. En la parte superior donde estaba la pequeña habitación había un ventanal desde la que por la noche se apreciaba los destellos de los Faros de Creac´h y de Stiff, una maravilla.En la semana que estuve alojada en esta maravillosa casa no vi a ningún vecino, con lo que si buscas tranquilidad y discreción está es una buena opción. Si quieres alquilar esta bonita y solitaria casa ponte en contacto conmigo.

Kerzoncou

Kerzoncou

Kerzoncou

Kerzoncou

Kerzoncou

Kerzoncou

Kerzoncou

Kerzoncou

Interior de la casa

Interior de la casa   

Ventana de la casa

Ventana de la casa

 

LAMPAUL

Lampaul es la capital de Ouessant y está situada mas o menos en el centro de la misma, casi todos los servicios que la isla cuenta están en esta población. El resto de la isla no son realmente pueblos sino grupos de casas diseminadas. Las puertas y ventanas están pintadas de color Azul en honor a la Virgen María como casi toda la Bretaña Francesa. Este pueblo tiene una iglesia y un pequeño y pintoresco puerto. Al lado de la iglesia hay un cementerio en el que hay un monumento a la Proella en forma de tumba. La Proella es una pequeña cruz de cera que simbolizaba el cuerpo de los marinos cuando estos morían en alta mar. Al no aparecer el cuerpo no podía ser inhumado en tierra cristina así que la familia lo sustituía por esta cruz de cera y la velaban en su casa. Después de celebrar la misa en la iglesia la llevaban al cementerio en una pequeña caja de madera para que descansara simbólicamente el cuerpo. Curioso ¿no?

Puerto de lampaul

Puerto de lampaul

Puerto de  Lampaul

Puerto de Lampaul

Lampaul

Lampaul

Casas de Lampaul

Casas de Lampaul

Casa de Lampaul

Casa de Lampaul

Monumento a la "Proella"

Monumento a la “Proella”

MOVERTE POR LA ISLA

Carreteritas y senderos parten de Lampaul para llevarte a rincones salvajes y fascinantes. La mejor opción que hay para moverte por la isla es alquilar una bicicleta, aunque por los senderos costeros está prohibida por su peligrosidad. Hay varias empresas que se dedican al alquiler de las bicis, yo lo hice con Ouessantcycles, https://www.facebook.com/ouessan.cycles por 40€ a la semana. Si visitas la isla en un solo día puedes alquilarla en el mismo puerto, pero ojo si te coincide en fin de semana puede que te quedes sin bici ya que estarán todas alquiladas. Si viajas con niños no es un inconveniente, ya que las tienen también adaptadas para los mas pequeños. Es un placer recorrer esta isla ya que apenas hay coches. Si te cruzas con alguno puede que sea un antiguo Renault 5, en una isla tan pequeña ¿para que mas?.

Carretera de Ouessant cerca de Kerzoncou

Carretera de Ouessant cerca de Kerzoncou

FAROS

En Ouessant hay cinco faros y numerosas señales marítimas como balizas y un radar. El Faro de Creac´h, El Faro de Nividic, El Faro de Stiff, El faro de Kereón y nuestro Faro de la Jument. Desde el puerto de Lampaul salen excursiones a bordo de un antigüo bote salvavidas, el Patron François Morin” catalogado como monumento histórico, desde el que se pueden ver un poco mas de cerca los faros que se encuentran en el mar. Las reservas se hacen en la oficina de turismo de Lampaul.

El Faro de Creac´h  se caracteriza por sus rayas blancas y negras, es uno de los mas potentes del mundo y se encuentra en la Punta del Pern. No se visita pero por la parte trasera se encuentra el Museo de Faros y Balizas. Es una visita imprescindible, representa la historia de la señalización marítima hasta la actualidad. Además en esta zona hay unos peñascos muy peculiares y el color del mar es de un azul ultramar muy intenso. Cerca del museo hay una tienda de veletas de madera totalmente artesanales. Entramos en la tienda y hablamos con el artesano, este nos comentó que sabía hablar Español una sola frase “Esta película está patrocinada por renfe” , no se donde la habrá oído. En mi azotea ondea al viento una de estas veletas.

Faro de Creac´h

Faro de Creac´h

Punta del Pern. Faro de Creac´h

Punta del Pern. Faro de Creac´h

Faro de Creac´h

Faro de Creac´h

Guijarro

Guijarro

Museo de Faros y Balizas

Museo de Faros y Balizas

Linternas. Museo de Faros y Balizas

Linternas. Museo de Faros y Balizas

Museo de Faros y Balizas

Museo de Faros y Balizas

El faro de Nividic está también en la Punta del Pern. El Faro está en un escollo en el mar y para los fareros era una tarea muy difícil llegar a este faro ya que las corrientes en esta punta son tremendas. Para ello construyeron unos postes unidos por un cable del que pendía una cesta (tipo globo aerostático) para llegar al faro. Actualmente está automatizado. Para llegar puedes hacerlo a pié después de ver el museo de Faros y Balizas de Creac´h. Bordeando la costa hay un sendero fascinante que te lleva a este faro. En el camino debes que serpentear numerosos guijarros y peñascos enormes. La flora en este sendero es de una gran belleza. Es recomendable calzado cómodo y llevar la mochila con algo de comida y agua.

Faro de Nividic

Faro de Nividic

Faro de la Jument desde las ruinas de "Villa de las tormentas", realmente albergaba una bocina antiniebla.

Faro de Nividic desde las ruinas de “Villa de las tormentas”, realmente albergaba una bocina antiniebla.

faro de Nividic

faro de Nividic

Punta del Pern

Punta del Pern

Punta del Pern

Punta del Pern

Un picni en la Punta del Pern, al fondo el Faro de Nividic

Un picnic en la Punta del Pern, al fondo el Faro de Nividic

El Faro de La Jument, el protagonista de este blog, se encuentra en el mar. Después de los numerosos naufragios acaecidos en la zona, en 1904 fue construido en una roca que solo permanece seca solo algunas horas al días, así que su construcción fue una tarea bastante compleja. El faro fue automatizado en 1991 así que no ya vive en el ningún farero. Imaginaos como podría ser la vida en un faro pisando tierra cada 15 días, solo rodeado por agua. Como he señalado en la introducción de mi blog conocí esta isla gracias a la película “El Extraño”, en francés “L ‘ équipier” de Philippe Lioret. Si quieres saber un poco mas sobre la vida del farero de La Jument y el peculiar carácter de la Isla de Ouessant recomiendo encarecidamente ver la película. El faro de la Jument se identifica por su cúpula roja.

Faro de la Jument

Faro de la Jument

Faro de la Jument

Faro de la Jument

Punta del Pern

Punta del Pern

Faro de la Jument

Faro de la Jument

El faro de Stiff se encuentra en la Bahía del mismo nombre. Cerca se encuentra la Torre-Radar y el Puerto de Stiff que es donde se desembarca al llegar a la isla. A este faro se puede llegar en bicicleta a través de una pequeña carretera desde Lampaul pero lo mas aconsejable es llegar por un sendero desde el Puerto de Calgrac´h. Yo lo hice a pie por el sendero y se tarda unas 3 horas. A la mitad de camino está el Fuerte de Saint Michel, construido a principios del siglo XX y utilizado en la Segunda Guerra Mundial.  Mas adelante se pasa por la Bahía de Béninou con unas vistas espectaculares. La flora es espectacular y para los amantes de la ornitología es muy aconsejable ya que numerosos pajarillos anidan en la vegetación del sendero. El gran momento de la ruta fue un improvisado picnic en lo alto de un gran peñasco de la Bahía de Béninou con el Faro de Creac´h a lo lejos, gaviotas desafiantes mirando nuestros bocadillos y en mi mente cierta película de Hitchcock.

Bicis en el Puerto de Calgrac´h

Bicis en el Puerto de Calgrac´h

Puerto de Calgrac´h, inicio del sendero

Puerto de Calgrac´h, inicio del sendero

Bahía de Calgrac´h

Bahía de Calgrac´h

Puerto de Calgrac´h

Bahía de Beninou en Cadoran.

Vegetación predominante en Ouessant.

Vegetación predominante en Ouessant. Radar y faro de Stiff.

Faro de Stiff

Faro de Stiff

Bahía de Calgrac´h

Bahía de Beninou en Cadoran

Casa del acantilado

Casa del acantilado y torre radar.

Fuerte

Fuerte de Saint Michel

Faro de Stiff

Faro de Stiff

Faro de Stiff

Faro de Stiff

Faro de Stiff

Faro de Stiff

LA MUJER OUSEEANTINA

La mujer Ouessantina es una mujer ruda, fuerte y acostumbrada a vivir sola, ya que sus maridos pasaban largas temporadas en alta mar. Ella era la encargada de educar a los niños, de cuidar el ganado, en este caso la popular Oveja Ouessantina, famosa por ser la oveja mas pequeña del mundo, de cultivar la tierra y también les correspondía a las jovencitas pedir en matrimonio a los zagales.

Traje que usaban las mujeres

Traje que usaban las mujeres Ouessantinas

Traje Popular Ouessantino

Traje Popular Ouessantino

ECOMUSEO MAISON DE NIOU 

El Ecomuseo “Maisón de Niou” refleja claramente una casa tradicional Ouessantina del siglo XIX. Debido a las tempestades y vientos, la isla carece de árboles. Los Ouessantinos se han aprovechado de los numerosos naufragios acaecidos por la zona para aprovechar las maderas y fabricar sus muebles, lógicamente también para hacerse con el botín!! Para ellos un naufragio significaba riqueza. Así que los muebles de las casas Ouessantinas están fabricados artesanalmente por las gentes de la isla. La materia prima ya sabéis de donde venía!!

Ecomuseo Maisón de Niou

Ecomuseo Maisón de Niou
Ecomuseo "Niou Ezella"

Ecomuseo Maison de Niou

Ecomuseo Maisón de Niou

Ecomuseo Maisón de Niou

Granero del ecomuseo

Granero del Ecomuseo Maisón de Niou

Pozo

Pozo

Ventana con labores de ganchillo del Ecomuseo Maisón de Niou

Ventana con labores de ganchillo del Ecomuseo Maisón de Niou

Establo

Establo

Exterior Ecomuseo

Exterior Ecomuseo

GASTRONOMIA

¿Que decir de la gastronomía Ouessantina? Pues que los “fruits de mer” regados con “cidre” son una exquisitez. El marisco, concretamente los centollos y bueys de mar se pescan en el litoral Ouesantino. La isla cuenta también con un criadero de mejillones. Por la mañana salía de la casa en bicicleta rumbo a Lampaul a comprar provisiones. Sobre las 9 abre la pescadería que hay al lado de la iglesia. La pescadera vende su productos recién pescados por su marido, en la misma mañana suele vender todo el género expuesto. Muy cerca de la iglesia también hay un pequeño supermercado donde comprar las patatas cultivadas en Ouessant, son negras, pequeñas y un poco caras pero están deliciosas cocidas simplemente. Hay varios platos típicos en la Isla, uno de ellos es el “Farz Oaled” una especie de pudin echo con patatas, harina, tocino, leche y ciruelas pasas. Esta es una antiquísima receta Ouessantina y se prepara de un modo muy peculiar; se echan todos los ingredientes en una pesada cazuela de hierro fundido, se tapa, después se mete en un horno de piedra y se cubre la cazuela con una turba recogida en Ouessant y se le prende fuego, está realmente delicioso. Otro plato es el guiso de patatas y cordero local. En el pueblo hay dos creperías, “Crêperie du Stang” y “Crêperie Ty Ar Dreuz”, estuve en las dos y realmente estas Crêpes están deliciosas. El ambiente y la decoración de la “Crêperie Ty AR Dreuz” es mas agradable. Las Crêpes se hacen con un trigo negro que cultivan en Bretaña y rellenas de cualquier ingrediente. Para comer solía pedir una botella de “cidre”, tiene pocos grados así que por mi estado de gestación solo probaba un poco. En Lampaul también hay varios restaurantes en los que puedes pedir la típica mariscada y los “Moules Frites” mejillones con patatas fritas, un plato exquisito y muy común en todo el Norte de Francia.

Cargada de provisones

Cargada de provisones, ¡la cidre no puede faltar!

LO MAS IMPRESCINDIBLE

Las cruces en los caminos, los acantilados, el molino, los solitarios senderos, los peñascos, las veletas, la arquitectura popular, los faros, el marisco recién pescado, la sidra, pero sobre todo descubrir la isla en bicicleta.

Una Cruz en el camino

Una Cruz en el camino

Cruz

Cruz

Molino

Molino 

En bicicleta por la Ouessant

En bicicleta por la Ouessant

MI CONCLUSION

Es una isla mágica, una isla que te secuestra y te envuelve, si la visitas jamás la olvidarás. Espero que hayáis disfrutado acompañándome en este viaje, si algún día me buscáis y no dais con mi paradero, buscadme en esta isla, he ido a buscar el silencio.

Teresa Lorenzo.