Archivo de la etiqueta: Viajar con niños

COMIENZA UNA NUEVA ETAPA

Estos últimos 15 días os he tenido muy intrigados. Habéis sido muchos los que me habéis preguntado mediante mensajes e incluso preguntándome por la calle, que pasaba el día 17 de Junio. Pues ya llegó el día y el misterio va a ser resuelto YA!!

Comienza para mí una nueva etapa en mi trayectoria bloguera. Abro mi nuevo portal web, cargado de buenos contenidos para compartir, historias que contar, momentos de felicidad, familia, viaje, mundo, conocimientos nuevos y bonitas experiencias.

 Para el diseño y elaboración de la web conté con Cristóbal Santos, Bernardo Caro y Manolo Jurado, mis amigos del Estudio Quince, que después de algunos meses y haberle echado muchas horas, han realizado un grandísimo trabajo, pero sobre todo un trabajo con una frescura que personalmente me ha encantado.

Para el proyecto nuevo del blog necesitaba fotos de mi con buena calidad. Estas fotos las puede hacer cualquiera que tenga una buena cámara, pero no se trataba de eso, necesitaba unas fotos en las que se reflejara mi personalidad en estado puro. Desde un primer momento pensé en Curro Rodríguez Sánchez, que aparte de ser mi amigo es un genio de la fotografía. Así que entre pinares y trigales fui modelo por un día.

Estos últimos meses han sido apasionantes, viendo como poco a poco la web iba tomando forma  hasta convertirse en algo fresco y muy actual.

Entra en mi nuevo portal web, pincha en este enlace y se abrirá un mundo nuevo lleno de aventuras, curiosidades. Te lo vas a perder? http://elfarodelajument.com/

12 FAROS ESPECTACULARES DE FINISTERRE, BRETAÑA FRANCESA


 12 FAROS ESPECTACULARES DE FINISTERRE, BRETAÑA FRANCESA.


Mi relación con los faros comienza desde pequeña. Con cariño recuerdo un libro, “El Faro del Fin del Mundo” de Julio Verne. Fue el primer libro que leí, supongo que mi pasión por los viajes tuvo mucho que ver con esta y otras obras de Verne que cayeron en mis manos. Hace unos días en casa movimos una librería de sitio y allí estaba. Lo abrí y sus páginas color sepia me cautivaron de nuevo,  allí estaba otra vez llamándome “El Faro del Fin del Mundo”.

Verne podría haber situado su novela en Finisterre, en la Bretaña Francesa, una zona que cada vez que visito no deja de sorprenderme, hay gran cantidad de faros y de señales marítimas. Estos son imprescindibles, ya que sus costas presentan una infinita variedad de acantilados, islas y arrecifes.

¿Que enigma tienen los faros que a todos nos atrae?

 Desde la antigüedad estas construcciones han estado ligadas a la navegación, para señalar donde se encontraba la tierra. Pero la figura de los faros va mas allá. Están rodeados de un aurea de misticismo y romanticismo y, por supuesto, vivir en uno de ellos puede ser una aventura. Hoy os mostraré 12 espectaculares faros enclavados en esta región que merece la pena conocerlos.

¿Te vienes conmigo a conocer los 12 faros mas espectaculares de Finisterre? Venga, acompáñame!!

FARO DE LA ISLA DE LOÜET.

Faro de La Isla de Loüet
Faro de La Isla de Loüet

El Faro de la Isla de Loüet es muy singular. Es una casa-faro situada en una pequeña isla frente a Carantec, en la Bahía de Morlaix. Es de torre cuadrada, se construyó en 1860 y se automatizó en 1962. El Faro junto con la casa del guardián son unas de las construcciones mas representativas de La Bretaña. ¿Te gustaría alojarte en esta isla?  La antigua casa del farero fue renovada para acoger hasta a diez personas. Cerca está el Castillo de Taureau, que se construyó para proteger la Bahía de Morlaix de los Ingleses. Este castillo es visitable en verano, pero al estar enclavado en un islote solo se puede llegar en barco.

FARO DE LA ISLA VIERGE.

Faro de la Isla Virgie

Faro de la Isla Virgie

Con sus 82 metros de alto el Faro de la Isla Vierge es el mas alto de Europa. Se construyó porque las autoridades portuarias no estaban satisfechas con la visibilidad del faro anterior, así que este pequeño islote dispone de dos faros. Este faro es visitable, se llega a pie en la bajamar o si lo prefieres desde el pequeño puerto de Lilia parte un barquito hacia la misma. Dentro del faro hay una larguísima escalera de caracol, 397 escalones. Desde lo alto, la vista es espectacular. Fue el último faro habitado en La Bretaña.

FARO DE LA ISLA DE BATZ.

Faro de La Isla de Batz

Faro de La Isla de Batz

Para llegar a esta Isla hay que coger el barco desde Roscoff. Desde todos los puntos de la isla se ve su imponente faro, el “Fhare de la L’Ile de Batz”. Nosotros optamos por seguir los senderos costeros que bordean la costa y pasar junto a este faro. En el faro hicimos una parada para descansar y comer, así que sacamos nuestro picnic y a disfrutar de la fantástica vista panorámica de la bahía. A este faro se puede subir, pero hay que tener en cuenta que tiene 44 metros de altura y cuenta con 210 peldaños. Se construyó en 1834 y su linterna tiene un alcance de 20 millas. Merece la pena pasar un día en la Isla y caminar por los senderos costeros. Esta pequeña isla es un pequeño paraíso, perfecta para visitarla con niños. Te dejo el enlace del post que hice anteriormente sobre esta isla. https://elfarodelajument.wordpress.com/tag/phare-de-lile-de-batz/

FARO DE LA ISLA DE WRAC´H.

Faro de La Isla de Warch
Faro de La Isla de Warch

El faro Isla de Wrac´h está situado en una de las Islas del archipiélago de Lilia, aldea de la comuna de Plouguerneau, en el estuario del Aber Wrac´h. Se construyó en 1845 y mide 14 metros. Su torre cuadrada, el color rojo de su cúpula y la imagen de casa-faro en un emplazamiento tan bello, hacen de este lugar uno de los mas curiosos de La Bretaña, los “Abers”. El agua penetra en la tierra y la tierra en el agua, ofreciéndonos imágenes que cortan el aliento. Cerca hay unas bonitas playas de arena blanca muy fina. Desde 1996 se en el faro se realizan exposiciones en lo que fue la casa del guardián y su familia. El horario para visitarlo depende de la bajamar. El faro se puede admirar desde tierra sin tener que ir a la isla desde los pinares de la aldea de Lándeda.

FARO DE LE FOUR.

Faro de Le Four

Faro de Le Four

El Faro de “Le Four” domina el “Canal de Le Four“, entre el Canal de Iroise y el Canal de la Mancha. Mide 28 metros y está construido en un islote de 25 metros de diámetro. Este faro está erigido en el mar y se exigieron esfuerzos titánicos para su construcción. Para ver este faro hay que llegar hasta la iglesia de Porspoder. Se tuerce a la izquierda se ve una capilla en la hay un mercadillo de artesanos. Tras la capilla hay un pequeño y escondido sendero con un arroyo, entre mucha vegetación. Este arroyo desemboca en el mar junto a rocas de cantos rorados. Desde este punto se puede contemplar el Faro de Le Four.

FARO DE ST. MATIEU.

Faro de Saint Matieu

Faro de Saint Matieu

 Particularmente el Faro de Saint Matieu tiene muchísimo encanto, está situado junto a una Abadía Benedictina, en un paraje de gran belleza, en el pueblo Plougonvelin. El Faro mide 37 metros y es visitable. La torre blanca y la cúpula roja de este faro hace que  sea un poco singular, pero sobre todo por la silueta que a lo lejos forman el conjunto del faro y la abadía. Cerca se encuentra el semáforo marítimo actual de torre blanca y cuadrada, pero tras la abadía está el primer semáforo primitivo. Al Faro de Saint Matieu ya lo conocéis, dediqué una entrada completa al mismo, este es el enlace. https://elfarodelajument.wordpress.com/2015/01/25/punta-y-faro-de-saint-mathiu-bretana-francesa/

FARO DE CREAC´H.

Faro de Creac´h

Faro de Creac´h

El Faro de Creac´h está situado en La Isla de Ouessant. Este se caracteriza por sus rayas blancas y negras. tiene un alcance de 32 millas lo que lo convierte en uno de los faros mas potentes del mundo y se encuentra en la Punta del Pern. No se visita pero por la parte trasera se encuentra el Museo de Faros y Balizas. Es una visita imprescindible, representa la historia de la señalización marítima hasta la actualidad. Además en esta zona hay unos peñascos muy peculiares y el color del mar es de un azul ultramar muy intenso.

FARO DE NIVIDIC.

Faro de Nividic
Faro de Nividic

El faro de Nividic está también en la Punta del Pern en la Isla de Ouessant. Mide 30,40 metros de alto y está en un escollo en el mar y para los fareros era una tarea muy difícil llegar a este faro ya que las corrientes en esta punta son tremendas. Para ello construyeron unos postes unidos por un cable del que pendía una cesta (tipo globo aerostático) para llegar al faro. Actualmente está automatizado. Para llegar puedes hacerlo a pié después de ver el museo de Faros y Balizas de Creac´h. Bordeando la costa hay un sendero fascinante que te lleva a este faro.

FARO DE LA JUMENT.

Faro de La Jument

Faro de La Jument

El Faro de la Jument se supone que lo conocéis, ya que da nombre a este blog. Mide 47,40 metros y está situado frente a la Isla de Ouessant, en un peñasco en medio del mar. Después de los numerosos naufragios acaecidos en la zona, en 1904 fue construido en una roca que solo permanece seca solo algunas horas al días, así que su construcción fue una tarea bastante compleja. El faro fue automatizado en 1991 así que no ya vive en el ningún farero. Imaginaos como podría ser la vida en un faro pisando tierra cada 15 días, solo rodeado por agua. Hay una foto de este faro en el que el farero es casi tragado por las olas, el fotógrafo  Jean Guichard sobrevolaba en helicóptero La Jument un día de temporal cuando buscaba olas gigantescas para fotografiarlas y sin buscarlo fotografió el momento mas impresionante de historias de faros.

FARO DE STIFF.

Faro de Stiff

Faro de Stiff

El faro de Stiff se encuentra en la Bahía del mismo nombre en la Isla de Ouessant. Lo construyó Vauban en 1695, siendo uno de los faros mas antiguos de Francia y mide 59,40 metros de altura. Tiene 104 escalones y desde arriba hay unas vistas impresionantes hacia el Mar de Iroise. Cerca se encuentra la Torre-Radar y el Puerto de Stiff que es donde se desembarca al llegar a la isla. A este faro se puede llegar en bicicleta a través de una pequeña carretera desde Lampaul, la capital de la isla, pero lo mas aconsejable es llegar por un sendero desde el pequeño Puerto de Calgrac´h. Yo lo hice a pie por el sendero y se tarda unas 3 horas. Está recién restaurado y es visitable. Desde Julio de 2011 está catalogado como Monumento de Francia.

FARO DE LA VIEILLE.

Faro de La Vielle, Punta de Raz

Faro de La Vieille, Punta de Raz

El Faro de la Vieille se encuentra en medio del mar de Iroise. Es de torre cuadrada y mide 26,90 metros de alto. Su construcción fue bastante compleja debido a su emplazamiento, tardaron 10 años en construirlo. Está situado en la Punta de Raz en el término municipal de Plogloff. Centenares de aves acuáticas anidan entre las rocas. La vista es de esta punta es una maravilla, al fondo se divisa La Isla de Sein.

FARO DE ECKMÜHL.

Faro de Eckmül´h, semáforo marítimo, faro antiguo y señales marítimas.

Faro de Eckmül´h, semáforo marítimo, faro antiguo y señales marítimas.

El Faro de Eckmühl es de torre octogonal y mide 65 metros de altura. Está en la Punta de Penmarc´h. Se construyó en 1897 con una piedra mas resistente que el granito, la kersantita. Su blanca cúpula de metal es muy decorativa y llamativa. Tras el Faro de Eckmühl se divisa la torre del antiguo faro, en desuso, una torre defensiva de planta cuadrada, y el semáforo de la Marina Nacional, así como una antigua capilla. ¿Os preguntaréis porqué tantos faros en este lugar? La peligrosidad de los escollos, la intensa niebla, las grandes tempestades y las fuertes corrientes hacen que este emplazamiento sea testigo de numerosos naufrágios. Este faro es visitable en los meses de verano. En el blog también podéis leer un post sobre la Punta de Penmarc´h y sus faros, este es el enlace. https://elfarodelajument.wordpress.com/2013/05/10/punta-de-penmarch-y-faro-de-eckmuhl/

Finisterre está expuesto a los vientos del Atlantico y posee un dramatismo que justifica su nombre: Finisterre “Fin de la Tierra”

Teresa Lorenzo.

capítulo 8 “La reparación de Maule”

“Durante esa noche se estuvieron acumulando grandes masas de nubes negruzcas en el horizonte, la temperatura subió hasta dieciséis grados, y el barómetro indicaba tiempo tormentoso. El cielo se iluminaba a intervalos por los relámpagos. Los truenos eran ensordecedores y el viento arreciaba con una violencia, que era insólita incluso en aquellos parajes. El mar saltaba en olas gigantescas sobre los arrecifes, e iba a estrellarse contra el acantilado de la costa”

“Tan intensa era la tempestad y la marejada, que un fortísimo oleaje había invadido la caleta. El agua llegaba hasta el alojamiento de los torreros y los golpes de mar alcanzaban el bosquecillo de hayas, media milla mas allá del faro”

Texto de la novela “El Faro del fin del mundo” de Julio Verne.

Punta y Faro de Saint Mathieu, Bretaña Francesa

PUNTA Y FARO DE SAINT MATHIEU, BRETAÑA FRANCESA

A cuantos de los que leen este post no les hubiese gustado en su otra vida ser farero? Los Faros estan enclavados en lugares solitarios, inhóspitos, son lugares que invitan a la paz, a la serenidad, son un verdadero estimulo para la imaginación. La silueta de un faro es atractiva y robusta, es una construcción que está expuesta a las grandes inclemencias del tiempo, casi siempre rodeados de rocas en el mar o acantilados, formando  paisajes naturales de una gran belleza. A quien no le gustaría vivir en un lugar así?

Faro de Saint Mathiu, Bretaña Francesa

Faro de Saint Mathiu, Bretaña Francesa

Un faro que me impactó por su gran belleza y porque está junto a las robustas  ruinas de una abadía benedictina, es El Faro de Saint Mathieu, situado en Plougonvelin, en el Bretón departamento de Finisterre, muy cerca de Le Conquet, en cuyo puerto se zarpa hacia la Isla de La Molene o La Isla de Ouessant.

Faro de Saint Mathiu

Faro de Saint Mathieu

Cúpula del Faro de Saint Mathiu

Cúpula del Faro de Saint Mathieu

Punta de St Mathiu, Bretaña Francesa

Punta de St Mathieu, Bretaña Francesa

Mama y Violeta en Saint Mathiu

Mama y Violeta en Saint Mathieu

El Faro mide 37 metros y es visitable. La torre banca y la cúpula roja de este faro hace que  sea un poco singular, pero sobre todo por la silueta que a lo lejos forman el conjunto del faro y la abadía. La Leyenda cuenta que unos mercaderes del Departamento Breton de León al trasladar los restos del Apóstol Mateo se salvaron milagrosamente frente a la Punta de Saint Mathieu, asi que en el Siglo VI se fundó en este lugar el primer monasterio, para que descansaran sus reliquias.

Faro de Saint Mathiu, Bretaña Francesa

Faro de Saint Mathieu, Bretaña Francesa

Durante la revolución francesa la abadía fue saqueada y destuida. Lo único que se conserva es la fachada romana, los arcos y las bóvedas de piedra del coro. La piedra verdosa, las vistas al mar, el graznido de gaviotas, la brisa fresca y el color rojo de la cúpula del faro asomándose por los arcos del templo constituyen un placer para todos los sentidos.

Ruinas de la Abadía de Saint Matiu

Ruinas de la Abadía de Saint Mathieu

Columnas de las Abadía de Saint Mathiu

Columnas de las Abadía de Saint Mathieu

Violetas en Saint Mathiu

Violeta en Saint Mathieu

Ruinas de la Abadía de Saint Mathiu

Ruinas de la Abadía de Saint Mathieu

Tras la abadía hay un pequeño faro-semáforo.

Semáforo de la Punta de Saint Mathiu

Semáforo de la Punta de Saint Mathieu

En los  alrededores de la punta se localizan varios búnkeres de la Primera y Segunda Guerra Mundial, a los que se llega por senderos costeros y en el que convergen el sendero GR34 con el parque marino de Iroise.

Junto a la abadía también hay una pequeña ermita, un monumento en homenaje a los marineros desaparecidos en el mar.

Hermita

Hermita

El dia que visitamos el faro se celebraba en los alrededores unos bailes de folklore regional. Sus componentes paseaban por los alrededores del faro ataviados con el traje regional. Estar en ese momento en este lugar daba la sensación de estar viviendo en otro tiempo.

Punta de Saint Mathiu

Punta de Saint Mathieu

Punta de Saint Mathiu

Punta de Saint Mathieu

Teresa Lorenzo, El Faro de la Jument

Coordenadas : 48°19′8″N 4°46′3″W

ISLA DE BATZ CON NIÑOS

2013-08-13 001 014

LA ISLA  DE BATZ.

En nuestro viaje a la Bretaña Francesa, alquilamos una casa en Roscoff, en la Bahía de Morlaix, la cual nos sirvió como campamento base para conocer la parte norte de la región de Finisterre.

Roscoff se encuentra a tan solo 15 minutos en barco de “la Isla de Batz”, una tranquila y singular isla con una población que no supera los 600 habitantes.

 La marea está alta, así que esta vez el barco zarpará hacia la Isla de Batz desde el mismo Puerto de Roscof. Cuando la marea está baja se hace desde una larga pasarela que se adentra en el mar, ya que las oscilaciones de las mareas es tan grande que con la marea baja el puerto se queda prácticamente seco. Los tickets se venden en el mismo puerto. En temporada estival, como era nuestro caso, es preferible comprar los billetes de un día para otro por las colas que se forman, aunque como salen cada 30 minutos siempre es posible encontrar una plaza esperando al siguiente. http://www.vedettes.armor.ile.de.batz.fr/

Ferry hacia la isla de Batz

Ferry hacia la isla de Batz

Pasarela para coger el ferry hacia la Isla de Batz con la marea baja

Pasarela para coger el ferry hacia la Isla de Batz con la marea baja

Isla de Batz desde Roscoff.

Isla de Batz desde Roscoff.

La veraniega mañana era fantástica para visitar la Isla, soplaba una pequeña brisa pero muy cálida y agradable. Nuestra hija Violeta estaba encantada con la travesía en barco, no paró ni un momento, menos mal que la travesía es corta y se tarda solo 15 minutos en llegar a la isla.

 Junto al embarcadero hay una empresa de alquiler de bicicletas de todo tipo, incluso si viajas con niños como era nuestro caso, las hay con remolques para llevarlos mas cómodamente. Nosotros preferimos recorrernos la isla a pie, teníamos todo el día y la isla es pequeña, bordearla por los senderos costeros tan solo son tres kilómetros y medio.

Port Kernok

Port Kernok

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Una de las ventajas de ir con niños es que no hace falta llevar mochila ya que puedes cargar la cesta del carrito sin llevar peso a la espalda, eso sí un carrito todo-terreno como nuestro Bugaboo Camaleón.

Isla de Batz

Isla de Batz

Al desembarcar en la isla nuestro primer objetivo fue buscar el supermercado local para comprar provisiones para nuestro picnic. Podríamos haber comprado en Roscoff, no queríamos ir cargados en el barco, pero ojo con los precios de la isla, son bastante elevados, así que si no quieres rascarte mucho el bolsillo, llévate ya el picnic preparado.

La isla cuenta con algunos restaurantes pero lo aconsejable es dejarse llevar por la tranquilidad del entorno y disfrutar de la belleza del paisaje, sin tener que estar pendientes de la hora. De hecho, a eso de las dos entramos en una crepería para calentar el potito de la niña y la cocina ya estaba a esa hora cerrada.

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Paseando por una de las calles de la isla nos encontramos con un Bar para perros, si, ha leído bien, un bar para perros. ¿Ellos también tienen necesidades no? Para mayor credibilidad visualiza la siguiente foto. ¡¡¡jejejeje!!!

Isla de Batz

Isla de Batz

La isla ofrece una increíble diversidad de espacios naturales; dunas, playas arenosas, costas rocosas, páramos y humedales tienen presencia en todo el litoral. En la isla no hay temor de perderse, ya que todos los caminos conducen a la mar y, por tanto, necesariamente en el puerto. Los senderos costeros están bien señalizados pero es mejor dejarse llevar por caminos secundarios y sorprenderte de un bello entorno natural.

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Los habitantes de la Isla de Batz viven del turismo, la pesca y la agricultura. Esta última actividad se realiza en el corazón de la isla, mientras que en el sur la ensenada Pors Kernoc ofrece una excelente flota pesquera.

Isla de Batz

Isla de Batz

La arquitectura de la isla es como casi en toda la Bretaña. Casas aisladas de dos plantas, con contraventanas mayoritariamente de color azul y cuidados jardines con exuberantes y coloridas hortensias.

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Desde todos los puntos de la isla se ve su imponente faro, el “Fhare de la L’Ile de Batz”. Nosotros optamos por seguir los senderos costeros que bordean la costa y pasar junto a este faro.  En el faro hicimos una parada para descansar y comer, así que sacamos nuestro picnic y a disfrutar de la fantástica vista panorámica de la bahía. A este faro se puede subir, pero hay que tener en cuenta que tiene 43 metros de altura y cuenta con 210 peldaños.

 

Faro de la Isla de Batz

Faro de la Isla de Batz

Faro de la isla de Batz

Faro de la isla de Batz

Isla de Batz

Vista panorámica desde El Faro de la Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

Isla de Batz

La Isla de Batz es perfecta para pasear por los senderos costeros y pasar un día tranquilo en familia como era nuestro caso. Algunos suelen coger el barco solo para pasar un día relajado en la playa, pero si lo que prefieres es alojarte en uno de sus hotelitos familiares o casas de alquiler para pasar unas vacaciones, esta isla es perfecta para saborear la tranquilidad, impregnarse del ritmo de la isla  y disfrutar de la belleza exuberante de su vegetación.

Teresa Lorenzo.

Estuario de la Gironde, Francia.

"Les Carrelets" Estuario de La Gironde.

“Les Carrelets” Estuario de La Gironde. 

En uno de nuestros viajes a La Bretaña Francesa, hicimos una parada de dos noches en una una granja del Departamento Francés de Charente Maritime-Poitou Charentes, cerca del estuario mas grande de Europa, el Estuario de la Gironde.

En el arcén de las autovías de Francia existen unos carteles en los que aparecen dibujados los sitios y monumentos de mayor interés turístico de la zona por la que vas pasando. Por el Estuario de la Gironde nos llamó la atención el de unas casetas de madera para pescar. Son “Les Carrelets”, unas pequeñas casetas de madera de acacia que se apoyan sobre unas estacas en la misma orilla del mar, y que son utilizadas para pescar desde las mismas con una red que cuelga de una polea  y desciende hasta el mar, técnica tradicional que se remonta al siglo XVIII.

Talmont

Talmont

Cerca del pueblo de Talmont, villa de casas blancas en la que destaca una imponente Iglesia románica, se encuentra el pequeño puerto llamado “Port Maran”, donde existen varios Carrelets desde las que aún se pesca de esta tradicional manera, al igual que en todo el Estuario de la Gironde, en la costa de La Vendeé y en la desembocadura del Loire.

Les Carrelets

Les Carrelets

Les Carrelets

Les Carrelets

2013-08-07 001 031

Aunque la función principal de estas cabañas es la de servir a los pescadores para pescar, sus dueños también las aprovechan para pasar un buen día como lugar de recreo con la familia y amigos.

2013-08-07 001 029

2013-08-07 001 0302013-08-07 001 028

 Por la carretera que bordea la costa derecha del Estuario de la Gironde, se ven carteles anunciando la degustación de todo tipo de productos locales; Ostras de la Cuenca de Arcachon, vinos, foie gras, pato en todas sus formas, la carne de res de Bazas, caviar y unos pasteles locales llamados “los cannelés”.

Venta de productos locales

Venta de productos locales

Para comer por esta zona recomiendo un pequeño restaurante familiar llamado “Chez Gigi”, también llamado “Café La Rive”, situado en el puerto de de Mortagne-sur-Gironde, donde se pueden degustar platos de pescado fresco con una relación calidad-precio bastante aconsejable.

Restaurante de Gigi

Restaurante de Gigi

En dicha zona estuvimos alojados dos noches en una coqueta granja situada en Clión, a unos 30 km. del estuario, “De la Toque á L’Ane”, en la que sus propietarios, Claire y Patrick, nos trataron de forma muy acogedora y amable. Las habitaciones son muy correctas y espaciosas, la cena y el desayuno exquisitos, basados en productos locales, y el entorno espectacular, donde el campo repleto de viñas apiñadas en suaves colinas está jalonado de tesoros como iglesias románicas, molinos de agua, castillos y grandes espacios naturales. La granja es ideal para ir con niños, nuestra hija Violeta disfrutó mucho en su estancia.

http://delatoquealane.jimdo.com/

https://www.facebook.com/delatoquealane?fref=ts

aaa

De la Toque á L’Ane2013-08-07 001 030

2013-08-07 001 006

Fue todo de manera casi improvisada, al preparar nuestro viaje buscamos alojamiento para descansar cerca de la autopista, pero cual fue nuestra sorpresa al comprobar que esta región merece la pena ser visitada con tranquilidad, así que a partir de ahora La Gironde estará en nuestra abultada lista de destinos pendientes.

Teresa Lorenzo.

MADINAT AL-ZAHRA, LA CUIDAD BRILLANTE.

Medina Azahara

Medina Azahara

MADINAT AL-ZAHRA, LA CIUDAD BRILLANTE.

El fin de semana en Córdoba parecía que llegaba a su fin, pero quedaba algo en el tintero, “MADINAT AL-ZAHARA”, Medina Azahara, así que para aprovechar bien el Domingo, qué mejor que darse una vuelta por estas impresionantes ruinas de lo que fue la ciudad Omeya mas importantes de occidente.

Medina Azahara se encuentra a unos 7 .5 Kilómetro de Córdoba en dirección a Palma del Río, en la falda del Monte La Desposada de la Serranía de Córdoba. Para atender a los numerosos visitantes que la visitan a diario, han construido un centro de visitantes a un  kilómetro de las ruinas. Si quieres acceder al yacimiento debes sacar la entrada en este centro, donde puedes ver un interesante documental que resulta imprescindible para entender mejor la visita. Además, hay un museo en el que se exponen piezas encontradas por los equipos de arqueología, algunas son realmente curiosas. Por fin ya es hora de ver lo realmente importante, el Yacimiento de Medina Azahara, para lo que tienes que coger un autobús lanzadera que sale del centro de visitantes cada 15 minutos.

EL YACIMIENTO

Al traspasar la puerta de entrada al Yacimiento, ves a tus pies la planicie de la Vega Cordobesa, y una cuidad que evoca el esplendor que tuvo en el siglo X. El Califa Abderramán III supo escoger la ubicación para la fundación de su nueva cuidad. Desde lo alto ves como está dividida en tres terrazas para aprovechar el desnivel del terreno, apreciándose de forma clara como la topografía del lugar jugó un papel muy importante para la planificación de la cuidad. En lo alto se sitúa El Alcázar y las dependencias de gobierno. En la intermedia La Mezquita. En la inferior se encontraba La MedinaLos Talleres, El Zoco y las viviendas de los servidores y artesanos. El acceso a las diferentes terrazas dificultan la entrada a sillas de ruedas o carritos de bebé. En caso de que tengas un bebé, es preferible que lo lleves en la mochila portabebé.

Medina Azahara

Medina Azahara 

Medina Azahara

Medina Azahara

Casa de Yafar

Restos de la muralla

Restos de la muralla

Restos de la muralla

Restos de la muralla

Medina Azahara

Palacio

Horno

Horno

 El Salón de Abderraman III no puede ser visitado por estar en fase de restauración, era uno de los majestuosos salones destinados a recepciones políticas que se celebraban en la cuidad. Frente a este salón se encuentran Los Jardines, que ni por asomo muestran el esplendor que tuvieron en su época. Estos contaban con modernas acequias, fuentes de mármol con numerosos chorros, estanques, mil variedades de flores, palmeras, árboles frutales…. ahora solo se ven algunos setos, naranjos, olivos, palmeras y en el suelo paneles que decoraban algunas estancias que parece que esperan ser devueltos a su lugar de origen, aunque realmente Medina Azahara está en plena fase de restauración y en algún sitio tienen que estar.

Salón de Abderraman III, en restauración

Salón de Abderraman III, en restauración

Salón de Abderramán en restauación

Salón de Abderramán III en restauación

Jardines

Jardines

Jardines

Jardines

P1060238

La Mezquita Aljama está en la parte occidental y fuera del recinto del alcázar. Tenía un pasadizo cubierto que utilizaba exclusivamente El Califa para acceder al oratorio. Cuentan que se construyó en solo 48 días y para ello fueron necesarios mil hombres.

Mezquita

Restos de la Mezquita

Restos de la Mezquita

Restos de la Mezquita

UN POCO DE HISTORIA

Madinat Al-Zahra fue construida en el Siglo X por el primer Califa de Al-Andalus, Abderraman III en honor a su esposa predilecta Al-Zahra. En su construcción no se escatimó en gastos, ya que uno de los motivos por los que el Califa la construyó fue para demostrar a sus enemigos su superioridad. A Abderramán III le gustaba impresionar, el lujo y la ostentación predominaban en la recepciones y ceremonias que ofrecía para los monarcas y embajadores extranjeros en los salones ricamente decorados. Medina Azahara fue un referente arquitectónico y cultural en la Edad Media.

La ciudad de Madinat Al-Zahra, tuvo una vida corta, 70 años, ya que quedó en el olvido después de una sucesión de guerras y fue saqueada en innumerables ocasiones.

Medina Azahara fue declarada Bien de Interes Cultural en 1923. Solo está excavada en un 10% de su superficie, aún queda mucho por hacer.

 ¿Volverá a ser Madinat Al-Zahra “La Cuidad Brillante”?

Os dejo un fragmento de la novela  “El Arquitecto de los Cielos” de Jacques Cardona y Gérard Soliveres, en el que nos describen fielmente como eran los jardines de Medina Azahara.

“Allí está el paseo de los naranjos, de acuerdo con el nombre que le habéis dado a la cuidad. Dan frutos suculentos durante todo el año. Pero no son, ni muchos menos, los únicos. Como podéis comprobar, también hay azufaifos, limoneros, granados y otros árboles maravillosos, como los del jardín del Edén. El cortejo caminaba por una calzada de granito rosa con mosaicos de arabescos en los bordes. Todo era encantador. Bastaba con extender la mano para palpar y saborear la dicha. Repartidos armoniosamente, rodales de enebros, matorrales de brezos y arrayanes, macizos de jazmines, lilas púrpuras y jacintos, emanaban fragancias y añadían a la explosión de colores los olores exquisitos del Paraíso. Al final del paseo la vista se explayaba de repente en una maravilla de verdor trémulo, inundaba de sombra fresca. Al borde de una laguna cristalina con orillas de arena fina, las columnas gráciles de unas palmeras datileras, fénix y arecas proyectaban sus penachos de palmas en el cielo. Aquí y allá, los matorrales de alóes, laureles y malvaviscos daban un toque de color a la hierba tierna”

“El Arquitecto de los Cielos” de Jacques Cardona y Gérard Soliveres, 

OSTRAS DE CANCALE

OSTRAS DE CANCALE, BRETAÑA

¿Te gustan las ostras?, a mi especialmente bastante, así que hoy te llevaré a conocer Cancale, una villa bretona cuya actividad principal es la ostricultura, la cría de ostras.

A Cancale la llaman la perla de la Costa Esmeralda. Tiene 5.293 habitantes y pertenece al departamento de Ille-Et-Vilaine, Bretaña Francesa. Su puerto La Houle ha conservado su aspecto de antaño, con las carretillas cargadas de ostras, los barcos pesqueros y las antiguas casas mirando al mar. Las mareas marcan el ritmo de las gentes de Cancale, cuando el agua se retira, el paisaje cambia de manera singular, aparecen las bateas que quedan sumergidas con la marea alta, y los ostricultores con sus cestos se lanzan a ellas para recoger este preciado manjar.

Las ostras mas preciadas de Cancale son planas y redondas, y son conocidas desde época romana por su alto contenido en yodo, gracias a la riqueza de plácton de la Bahía del Monte Saint Michel, en la que se encuentra este pueblo. Los restauradores de Francia coinciden que las ostras de Cancale son las mejores del mundo por su gran sabor.

Cancale

Cancale

Cancale

Cancale

Cancale

Cancale

En el puerto junto, al faro, hay un animado mercadillo de ostras, en el que puedes degustar a cualquier hora del día esta delicatessen recién recogida del mar. Las ostras se pueden comprar desde 3,50 Euros la docena, mas un suplemento de un euro por abrirlas y el limón. Las hay de distintos tamaños y formas, yo las adquirí del número 2 en el puesto Ets Querrien. La vendedora te las abre en un santiamén, te sientas en el paseo marítimo, le echas el chorrito de limón y a comer!! Esta exquisitez tiene un sabor a mar muy intenso. La tradición dice que una vez que te las comes has de lanzar la concha al mar, así que imagínate cuantas conchas hay en esta parte del paseo marítimo.

Si lo que quieres es comerlas a mesa y mantel, puedes hacerlo en los ambientados restaurantes que bordean el puerto, o en alguna taberna. En estos restaurantes también puedes degustar la típica  “mariscada” y los “moules frites” por muy buen precio.

Puesto de Ostras

Puesto de Ostras, Cancale.

Puesto de Ostras, Cancale

Puesto de Ostras, Cancale.

Mercadillo de ostras, Cancale

Mercadillo de ostras, Cancale

Cancale

Cancale

Desde Cancale se ve a lo lejos la fortaleza “Le Mont de Saint Michel” que es uno de los lugares mas visitados de Francia. ¡¡Ya tendré oportunidad mas adelante de hablaros de esta maravilla!!

Mont-Saint-Michel

Mont-Saint-Michel en el horizonte

Si quieres saber mas sobre la cría de ostras puedes visitar el “Museé de L´Huître et du Coquillage-La ferme Marina”, El Museo de la ostra y la granja marina.

Ya habrás podido comprobar que el mayor atractivo de Cancale son sus ostras, pero es de destacar también la arquitectura y el entorno natural de este pueblo Bretón.

Teresa Lorenzo.